CIUDAD DE MÉXICO, 25 de agosto de 2019.- Aunque se percibe una clara mejoría desde diciembre de 2018 en delitos de baja cifra negra como homicidio, lesiones y robo de vehículo, aún hay temas pendientes en seguridad como extorsión y robo a cuentahabiente, manifestó Salvador Guerrero Chiprés, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

Al presentar el informe de enero a julio de este año Di Sí, aseguró que la tendencia a la baja es muestra de que las acciones de seguridad y la entrada de la Guardia Nacional a diversas alcaldías está dando sus primeros resultados.

"Trece de 21 delitos registran evolución positiva, así que podrías decir que, en términos del registro de la experiencia de los datos, hay una mejoría relevante en la Ciudad de México. Se percibe el impacto de una estrategia que tiene integralidad y acompañamiento complementario, sin embargo, hay oportunidad para trabajar la extorsión y robo a cuentahabiente", indicó.

Trece de los 21 delitos de alto impacto que analiza el Consejo Ciudadano en su informe mensual DI SÍ (Denuncia, Inteligencia, Seguridad e Información) mantienen una tendencia a la baja, se trata del homicidio doloso, las lesiones dolosas por arma de fuego, el robo a vehículo con y sin violencia, el robo a casa habitación con y sin violencia; así como el robo a negocio.

Además, destacan las disminuciones en robo a transporte público colectivo, el robo a pasajero a bordo de metro, robo a pasajero a bordo de pesero colectivo, el robo a transeúnte en la vía pública, el robo a transportista y el robo a repartidor.

Salvador Guerrero Chiprés precisó que, en materia de homicidio, la Ciudad de México presenta una disminución de 17 por ciento respecto a diciembre de 2018 y las lesiones dolosas por arma de fuego bajaron 43 por ciento.

 El robo a vehículo con violencia disminuyó 22 por ciento; en el robo sin violencia, la baja fue de 21 por ciento. El robo a casa habitación con violencia se mantuvo en – 12 por ciento, mientras que sin violencia fue de menos 17 por ciento.

Otro de los delitos que presentó cifra a la baja fue el robo a negocio con un -11 por ciento, el robo a transporte público colectivo bajó 15 por ciento, y el robo en el metro 35 por ciento.

El programa de videovigilancia en los autobuses de transporte público ayudó para que el robo a pasajero a bordo de pesero colectivo presentara una disminución de 26 por ciento.

El robo a transeúnte, uno de los que más afecta a la población capitalina, también disminuyó en 48 por ciento, mientras que el robo a transportista en 11 y el de repartidor en 18 por ciento.

En tanto que la extorsión subió en 48 por ciento y el robo a cuentahabiente 32 por ciento.

Guerrero Chiprés recordó que los datos analizados en el DI SÍ provienen de cuatro fuentes el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, Línea de Seguridad del Consejo Ciudadano y la Agencia Digital de Innovación Pública.

"La información que presentamos en el DI SÍ se obtiene con una metodología rigurosa, está actualizada y tiene datos de calidad que sirven para la toma real de decisiones tanto de la ciudadanía como de la autoridad", afirmó.