CUERNAVACA, Mor., 7 de enero de 2022.- El vicario de la Diócesis de Cuernavaca, Tomás Toral Nájera, confirmó que la foto que circula del gobernador Cuauhtémoc Blanco con líderes de la delincuencia organizada, fue tomada en la Parroquia ‘La Asunción’, del municipio de Yautepec, pero no en el contexto de una reunión pactada, como lo plantean algunos medios.

Señala que el entonces sacerdote de la parroquia, Juan Alvarado, distinguió al gobernador por ser un personaje identificable entre la multitud, en una misa tradicional del 12 de diciembre, y no en circunstancias como las que manejan de que algún padre o el mismo Monseñor entabló el encuentro, “fue una misa donde coincidieron”.

A pregunta expresa sobre si la iglesia católica es intermediaria entre el ejecutivo y grupos del crimen organizado para lograr la pacificación del estado, el vicario mantuvo que “La iglesia no sirve de intermediario, siempre ha levantado la voz y pedido paz en el estado a todas las autoridades, estatales y municipales”.

El pasado 3 de enero, el gobernador Cuauhtémoc Blanco reiteró durante una entrevista a medios que no tiene pacto con grupos o líderes delincuenciales que operan en el estado de Morelos.

Cuestionado sobre la fotografía que se publicó en un periódico de circulación nacional, en el que aparece con tres hombres, dos de ellos detenidos por vínculos con grupos delictivos, refirió que derivado de su trayectoria como futbolista, que es reconocida a nivel mundial, es común que en lugares públicos las personas o aficionados se acerquen a él para pedirle fotografías, con la humildad que le caracteriza, siempre ha accedido sin distinción alguna, y no cuestiona quiénes son o a qué se dedican, ya que se debe a la gente.