CIUDAD DE MÉXICO, 25 de marzo de 2019.- Una vez más el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, arremetió en contra de sus antecesores de administraciones tanto del PRI como del PAN.

Desde Vicente Fox y Felipe Calderón, quienes llegaron al poder por el PAN, hasta Ernesto Zedillo del PRI junto a Enrique Peña Nieto a quien relevó en el cargo el 1 de diciembre pasado, el Primer Mandatario hizo referencia a ellos por quienes son críticos al cambio que él propone.

“(Ernesto) Zedillo ¿Qué fue el Fobaproa? Convertir deudas privadas en deuda pública. Hagan la cuenta de cuánto ha costado eso. Todavía se  sigue pagando año con año. Para los fifí y para los conservadores fue un buen presidente”, señaló el Presidente en la conferencia matutina de este lunes desde Palacio Nacional.

“(Vicente) Fox, ¿qué no era el cambio? Resultó un traidor a la democracia -dicho por él mismo- que él se encargó de que no llegáramos nosotros, qué él participó para que se robaran la elección en el 2006. (Felipe) Calderón convirtió al país en un cementerio. (Enrique) Peña, corrupción. Entonces, eso es lo que enfrentamos”, aseguró López Obrador.

El Primer Mandatario señaló que se debe reconocer que todos cometemos errores y no ser resistentes al cambio, como el que él propone en su actual sexenio.

“A ver ¿dónde está la autocrítica de los aplaudidores de estos regímenes?, ¿dónde está? El decir: ‘Yo me equivoqué y quiero rectificar, quiero reconocer, porque todos nos equivocamos, todos cometemos errores’, pero no, al contrario, aferrados a querer mantener lo mismo y estamos buscando que haya un cambio y se oponen”, reprocho.

“Afortunadamente, y eso es lo que da tranquilidad, es que la gente ya cambió, ya la gente despertó por completo y ya nadie va a parar esta transformación, este cambio”, concluyó al respecto el Jefe del Ejecutivo.