CIUDAD DE MÉXICO, 09 de noviembre de 2018.-Pese a las advertencias lanzadas este jueves, este viernes migrantes albergados en el Estadio Jesús Martínez Palillo de la Ciudad Deportiva decidieron, en una asamblea extraordinaria, no retirarse y mantenerse un día más en la Ciudad de México.

Minutos antes de la hora señalada para partir, 5 horas, Nashieli Ramírez, comisionada de los Derechos Humanos de CDMX, declaró a las afueras de la puerta seis de la Ciudad Deportiva que, en una asamblea realizada a las una de la madrugada de este viernes, los migrantes decidieron quedarse.

Sin dar mayor información, la comisionada manifestó que a las 10 horas realizarán una conferencia de prensa para dar mayor detalle sobre la decisión.

Este jueves, con o sin camiones, anunciaron que los más de cuatro mil migrantes instalados en el albergue del Estadio Jesús Martínez Palillo iniciarían su viaje con rumbo a Tijuana, Baja California.

Tras acudir a las oficinas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en la Ciudad de México, dirigentes de la Caravana Migrante indicaron que exigieron se entregara el transporte para los migrantes de la capital del país y los que se encuentran en diversas partes de la República Mexicana.

Los migrantes optaron por decidir que el viernes partirían a las 5 horas con rumbo a Tijuana, ya que no querían perder más tiempo en la Ciudad de México, sin importar si era en camiones o no.

Y advirtieron que si no les daban los autobuses y en su andar pasa alguna desgracia, los principales culpables serán las autoridades y pidieron se deje de criminalizarlos, ya que ellos sólo buscan una vida mejor.