CIUDAD DE MÉXICO, 8 de octubre de 2019.-  En el marco del Programa GLOBE, este martes, la fundación YLACES (Jóvenes que Aprenden como Ciudadanos Científicos Ambientales) de Washington, D.C., donó equipos y materiales con el propósito de impulsar el monitoreo, la recopilación, el registro y el intercambio de datos sobre el medio ambiente entre la comunidad educativa.

Dicha entrega se hizo siguiendo los lineamientos del Programa GLOBE (Aprendizaje y Observaciones Globales para Beneficiar el Medio Ambiente, por sus siglas en inglés), en ceremonia presidida por el Embajador de Estados Unidos, Christopher Landau, y Helio M. García Campos, Coordinador General del Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo Sustentable (Cecadesu), y punto focal de dicha iniciativa en nuestro país.

GLOBE es un programa de ciencia y educación centrado en el medio ambiente. Originado en Estados Unidos, en la actualidad participan en él estudiantes, profesores, científicos y ciudadanos de más de cien países de todo el mundo. México inició su participación en 1996 mediante un acuerdo de cooperación entre la entonces Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (Semarnap) y la Embajada de los Estados Unidos en México. Derivado de ello, se ha impartido capacitación a docentes y educadores ambientales de diferentes centros de educación y cultura ambiental a nivel nacional. 

En el evento se entregaron equipos y material de medición para la toma de datos ambientales (precipitación y temperatura, entre otros), a fin de llevar a cabo protocolos de atmósfera e hidrología a la Escuela Primaria Aquiles Serdán para el proyecto Bíin Úuchk (Futuro en maya); a la Escuela Secundaria Técnica Número 73 Carlos Vallejo Márquez para el proyecto “El empoderamiento de las niñas en la ciencia”; y al Museo de Historia Natural y Cultura Ambiental de la Ciudad de México, para el Proyecto piloto del Programa GLOBE: avifauna y flora del Bosque de Chapultepec. 

El acto se efectuó en las instalaciones del mencionado museo y se contó con la asistencia de servidores públicos del gobierno de la Cuidad de México, de autoridades educativas, y de niños y jóvenes de las escuelas beneficiadas.