CIUDAD DE MÉXICO, 25 de julio de 2019. — Luego de la salida de Gonzalo Hernández Licona del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, destacó que se está analizando desaparecer dicho organismo, ya que se ha abusado por mucho tiempo.

Durante su conferencia mañanera en Palacio Nacional realizada este jueves, el Presidente destacó que el consejo que mide la pobreza en el país podría estar viviendo sus últimos días, ya que mencionó que este no funcionó en el periodo de mayor pobreza en México.

Añadió que son elevados sueldos que recibían los funcionarios de los órganos autónomos, como los que también reciben en el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Resaltó que el presupuesto de 600 millones para este año que se destinó al Coneval, se podrían invertir para atender de primera mano la pobreza del país, y no solamente para medirla.

López Obrador considera que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), podría realizar las mediciones de pobreza, señalando que “si ya mide demasiadas cosas porque no medir la pobreza”.