CIUDAD DE MÉXICO, 16 de octubre de 2020.- Los servidores públicos de la actual administración que estén relacionados con los delitos por los que se le acusa al ex secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos,  serán suspendidos y en su caso, puestos a disposición de las autoridades.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que en su gobierno no se protegerá a nadie que tenga nexos con el caso de quien fue el máximo mando militar de Enrique Peña Nieto y detenido la noche del jueves en Estados Unidos por orden de la Administración de Control de Drogas (DEA).

"Como en el caso de García Luna, todos los que resulten involucrados en este otro asunto del General Cienfuegos, que estén actuando en el gobierno, en la Secretaría de la Defensa, van a ser suspendidos, retirados y si es el caso, puestos a disposición de las autoridades competentes", sostuvo durante conferencia matutina este 16 de octubre.

Reiteró que no se encubrirá a nadie y en caso de ser responsables se procederá en su contra, en cualquier puesto en el que se encuentre.