CIUDAD DE MÉXICO, 7 de octubre de 2020.- En su último reporte, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que durante la tarde de este miércoles, en aguas del Golfo de México, Delta se debilitó a huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson.

A las 16 horas, tiempo del centro de México, su centro se localizó aproximadamente a 90 kilómetros (km) al nor-noreste de Progreso y a 100 km al noroeste de Dzilam, localidades de Yucatán.

Tiene vientos máximos sostenidos de 140 kilómetros por hora (km/h), rachas de 165 km/h y desplazamiento hacia el noroeste a 28 km/h.

Los modelos de pronóstico indican que en las próximas horas continuará su desplazamiento hacia el noroeste, alejándose paulatinamente de la Península de Yucatán.

No obstante, sus bandas nubosas ocasionarán lluvias intensas (de 75 a 150 milímetros [mm]) en Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, y muy fuertes (de 50 a 75 mm) en Chiapas.

También provocarán rachas de viento de 120 a 150 km/h, oleaje de 5 a 7 metros (m) de altura y marea de tormenta de 1 a 2 m en la costa de Yucatán, así como viento con rachas de 100 a 120 km/h, olas de 3 a 5 m y marea de tormenta de 0.5 a 1.5 m en la costa norte de Quintana Roo.

Debido a lo anterior, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), en coordinación con el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, mantiene zona de prevención por vientos de huracán desde Dzilam, Yucatán, hasta Tulum, incluyendo a Cozumel, en Quintana Roo, y zona de prevención por vientos de tormenta tropical desde Dzilam hasta Progreso, en Yucatán.

Ante el riesgo de deslaves, aumento en los caudales de ríos y arroyos e inundaciones en zonas bajas, se exhorta a la población de los estados mencionados y a la navegación marítima, a atender los avisos del SMN y las indicaciones de Protección Civil.