CHILPANCINGO, Gro., 16 de enero de 2020.- Más de 800 pobladores huyeron de la comunidad de San Rafael, del municipio de Zirándaro, en la región Tierra Caliente de Guerrero, debido a que desde hace dos días, grupos de la delincuencia organizada se han enfrentado balazos.

Vía telefónica, el alcalde de Zirándaro, Gregorio Portillo Mendoza, informó que las familias se trasladaron al poblado de Guayameo, para protegerse de los enfrentamientos.

Dijo que este jueves arribará la Guardia Nacional para proteger a la población y recordó que desde noviembre pasado la violencia e inseguridad en comunidades de Zirándaro no cesan.

Ello, derivado de la violencia que ha dejado la disputa entre grupos delictivos de la Familia Michoacana y el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Con información de Quadratín Guerrero.