CIUDAD DE MÉXICO, 27 de mayo de 2017.- La muerte también es negocio. Diversos expositores acudieron al primer tianguis funerario en la colonia San Andrés Tetepilco.

Para quienes aman a sus equipos de futbol hasta la muerte, había urnas con los escudos del Cruz Azul, Chivas o América, con precios como de boleto a la reventa, a dos mil pesos cada una, pese a que eran de madera. A la una y media de la tarde ya estaban vendidas.

También había stands con urnas de ónix o de mármol con precios de 600 o 500 pesos, respectivamente.

Hasta ahí también las empresas del ramo llevaron ataúdes de madera y de acero bruñido cuyos precios para funerarias estaban entre  mil 500 a 6 mil pesos.

Para los velorios son indispensables los cirios y en la Expo se podían encontrar a 3 por 65 pesos.

Como la muerte no avisa y puede llegarle a un extranjero en México también había una agencia de traslados, la Gallardo Cargo, con un paquete con un costo para el traslado de restos humanos con flete aéreo de 896 dólares a Guatemala, La Habana, Houston, Lima, Los Ángeles y Chicago.

Un stand que llamó la atención fue el dedicado a liberar mariposas vivas en sepelios o cremación, cuyo precio por 30 mariposas es de mil 850 pesos.

En la Expo los stands ofrecían descuentos a los visitantes, algunos de los cuales esperaban ver ataúdes con los escudos de su equipo de fútbol favorito, pero estos nunca llegaron.