CIUDAD DE MÉXICO, 16 de noviembre de 2019.- Durante las labores para sofocar un incendio registrado la mañana del viernes en el Centro Histórico, al menos 13 bomberos resultaron lesionados y uno de ellos trasladado a urgencias de un  hospital cercano.

Luego de casi 30 horas desde que inició el fuego en el inmueble ubicado en República de Uruguay No. 156 esquina Las Cruces, colonia Centro, alcaldía Cuauhtémoc los trabajos de enfriamiento y remoción de escombros concluyeron hasta el mediodía de este sábado. 

Personal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México coadyuvó con las labores de auxilio durante el incendio del que remanentes continuaban hasta este sábado.

La emergencia fue emitida a través de los operadores del Centro de Comando y Control (C-2) el día viernes y el incendio continuó activo en las calles de República de Uruguay y las Cruces.

Al sitio arribaron paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), quienes auxiliaron y se mantuvieron en apoyo a los integrantes del H. Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de México, con un registro de 13 integrantes con emergencias médicas.

Desde que se tuvo conocimiento, elementos del Heroico Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de México acudieron al lugar del siniestro alrededor de las 3 horas del viernes para sofocar las llamas que vecinos reportaron en un inmueble con giro comercial de venta de telas.  Arribaron 140 bomberos, incluyendo mandos y 31 vehículos en 4 relevos. Se reportaron cinco elementos lesionados, ninguno de gravedad; dos de ellos recibieron atención hospitalaria preventiva.
 
Por el tipo de construcción (planta baja y dos niveles) y por las modificaciones realizadas al edificio, se dificultaron las maniobras para acceder al foco del incendio.
 
Las ventanas del inmueble estaban tapiadas con muros de tabique que complicaron el ingreso y las labores de los vulcanos. Para sofocar las llamas se realizó un boquete en el No. 158 de la calle República de Uruguay.
 
El calor acumulado sin ventilación y las características de la construcción antigua, alterada con los muros y tapancos que almacenaban material muy flamable, ocasionó el colapso parcial de la bóveda catalana del inmueble.
 
La prioridad fue evitar que el fuego se propagara a los comercios y edificios colindantes. Se usó espuma en cantidades considerables que permitió bajar la temperatura y confinar el incendio para no afectar la estructura de los edificios contiguos.
 
Los trabajos de la La SGRIyPC y del heroico cuerpo de bomberos continuaron durante la noche y madrugada de este sábado para la extinción del incendio.
 
A las 11 horas de este sábado el incendio había sido controlado y continuaba el proceso de enfriamiento del lugar, mismo que quedó concluido.