TAPACHULA,Chis., 21 de mayo de 2019.- El Instituto Nacional de Migración (INM) está podrido, por lo que debe desaparecer, aseveró el coordinador del albergue para migrantes Hermanos en el Camino, José Alejandro Solalinde Guerra.

En el marco de la visita al municipio de Cacahoatán donde presentó su libro revelaciones de un misionero «Mi vida Itinerante», el activista, refirió que al desaparecer el INM se crearía una subsecretaría de migración, pero no dependiente de Derechos Humanos, Población y Migración, a cargo de Alejandro Encinas Rodríguez, porque tiene muchas cosas y está saturado.

Explicó que el presidente Andrés Manuel López Obrador, tiene toda la voluntad para buscar una verdadera solución al tema migratorio acompañado de un desarrollo regional con el hermanamiento de todo Centroamérica.

"Pero la presión es muy grande, por lo que el estado mexicano debe cuidar la soberanía y no poner tanto en la seguridad nacional en cuanto a la seguridad humana", indicó.

Más información AQUÍ