CIUDAD DE MÉXICO, 9 de abril de 2019.- Hacerse cargo de las deudas del pasado y mirar lo necesario para generar los instrumentos en los casos de familias que todavía no conocen el paradero de sus seres queridos, como el de Ayotzinapa, recomendó la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

La ex mandataria chilena visitó México del 5 al 9 de abril para sostener trascendentales reuniones con el presidente Andrés Manuel López Obrador, funcionarios y secretarios de Estado, así como con legisladores y el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el Fiscal General y el de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Como médico y originaria de un país de América Latina con deudas históricas, se dijo convencida que cuando las heridas no están limpias no sanan.

La Alta Comisionada se entrevistó con miembros de la sociedad civil, migrantes, activistas, víctimas de abusos y violaciones, y familiares de personas desaparecidas.

Acompañará ONU DH proceso para expedir leyes sobre Guardia Nacional

En sesión especial realizada por el Senado de la República, Bachelet intercambió puntos de vista sobre las leyes secundarias relacionadas con la Guardia Nacional, así como temas de seguridad pública, justicia, igualdad de género y de respeto a los derechos humanos.

La ex Presidenta de Chile anunció que la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos acompañará el proceso para expedir las leyes específicas sobre este cuerpo de seguridad.

Además, dará seguimiento al proceso de educación y formación de la nueva corporación, pues cree que lo que es clave en cualquier institución —más allá de cómo esté conformada y quiénes son los que la dirigen— es cómo se enfrenta la situación de seguridad garantizando los derechos humanos.

“Si eso no se hace, cualquiera que sea la institución se pueden repetir errores del pasado. Por eso, junto con la Cruz Roja, queremos apoyar con experiencias internacionales que permitan avanzar”, puntualizó.

La Alta Comisionada mostró su interés por atender la situación que enfrentan defensores de derechos humanos y periodistas. “Existen los mecanismos, pero cómo generamos mejores instancias” para protegerlos, cuestionó.

“Todos los países tienen retos grandes. Nosotros queremos, desde la Oficina de la ONU, acompañar al Estado mexicano para atender y prevenir las violaciones a derechos humanos”, reiteró.

Avanzar en derecho a vivir en un planeta que nos permita sobrevivir a todos

En comentarios finales, Bachelet subrayó que es necesario tener un panorama de cuáles son los desafíos del pasado, pero también las iniciativas del futuro.

“También queremos mirar cómo seguimos avanzando en otras temáticas que son clave no solo en la Agenda 2030 para asegurar que los derechos humanos, de todos los derechos concretos, a la salud, a la educación, a vivir en un planeta que nos permita sobrevivir a todos y por tanto cambio climático”, expresó.

La Alta Comisionada de la ONU reiteró que no solo están pendientes a las tareas del futuro, sino también las del pasado.

En una última área clave, subrayó el aseguramiento del desarrollo económico donde las empresas juegan un rol importante en el respeto de los derechos humanos.