CIUDAD DE MÉXICO, 18 de febrero de 2019.- La prisión ubicada en las Islas Marías, Nayarit, dejará de ser un centro penitenciario para convertirse en un centro cultural, anunció el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

En conferencia de este lunes, el mandatario federal destacó que la cárcel creada en 1905 por decreto de Porfirio Díaz, dejará de funcionar debido a los diversos abusos y violaciones a los derechos humanos de los prisioneros.

Explicó que este Centro de Readaptación Social (Cereso) será convertido en un espacio destinado para las artes y la cultura, llamado Muros de Agua José Revueltas, en el que jóvenes y niños podrán realizar diversas actividades, además de conocer la historia de represión del lugar para lograr erradicar estas prácticas.