OAXACA, Oax. 18 de febrero de 2019.- El coach Sergio Zúñiga confirmó que desde hace tres años se separó de la Academia de Baloncesto Indígena de México (ABIM), con quienes integró el equipo de los campeones descalzos de la montaña.

Los niños triquis, que causaron sensación por sus triunfos jugando descalzos, son ahora unos jóvenes que están por ingresar a la universidad, un sueño cumplido para su entrenador que los inspiró no solo en el deporte.

“Formamos la Academia Indígena de México y hemos seguido cultivando triunfos, ahorita estamos fuera, pero en las últimas salidas porque en julio ya se estarán integrando a la universidad”, comentó vía telefónica.

En tres años y medio, contó, su academia está atendiendo a niños de la Mixteca, de la Costa y a un niño especial de Morelia, Michoacán, del que también está convencido de su talento y entusiasmo para lograr sus metas.

La primera generación de los campeones descalzos de la montaña, mencionó el maestro Zúñiga, han obtenido una educación integral, saben que la única forma de romper las barreras es a través de la educación y cumplen además con un riguroso programa para poder entrenar.

Más información AQUÍ