CIUDAD DE MÉXICO, 2 de julio de 2020. — La presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, informó este jueves que ha sido blanco de una serie de ataques y amenazas por diferentes medios por lo que denunció penalmente.

En una conferencia de prensa, la Ombudsperson señaló que vía mensajes de Whatsapp, llamadas telefónicas y mensajes de texto le han hecho llegar mensajes intimidatorios.

“Las amenazas recibidas eran de diversas personas, de varios estados del país, de diversos estados del país y fueron yo creo que más de cien números telefónicos los que tengo registrados y documentados, quienes me amenazaban no solo a mí, sino que involucran a mi familia”, explicó.

Refirió que esto se desprendió desde la conmemoración de los 30 años de la CNDH, y siguieron tras los pronunciamientos de Piedra Ibarra sobre el homicidio de Giovanni López en manos de policías de Ixtlahuacán de los Membrillos, en Jalisco.

“También por eso recibí amenazas y donde me decían que no me metiera con el gobernador (Enrique Alfaro), cuando yo estoy investigando un caso, yo no he señalado ahorita a nadie, se está investigando muy seriamente y vamos a seguir adelante con esta investigación”, apuntó.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) abrió la carpeta de investigación del caso, y la presidenta de la CNDH aseguró que entregó todas las pruebas con las que cuenta.

“No me atemorizan, estoy acostumbrada a tener presión ante esta lucha que hemos llevado desde siempre, como víctimas, pero ahora con un estatus de poder hacer, de poder solucionar cosas, de poder impedir, de poder hacer que en este país no se sigan violentando los derechos humanos”, mencionó.

Aquí el mensaje íntegro:

Buenos días a todas y todos. Vengo a dar una información que considero importante no sólo para mi persona, sino para la lucha que lleva en esta Comisión de defensa de los Derechos Humanos. Entonces, quiero decirles a ustedes que el domingo 8 de junio fui víctima de un ataque cibernético, vamos a decirlo así, una serie de amenazas, vía mensajes de Whatsapp, llamadas telefónicas y mensajes de texto.

Las amenazas recibidas eran de diversas personas, de varios estados del país, de diversos estados del país y fueron yo creo que más de cien números telefónicos los que tengo registrados y documentados, quienes me amenazaban no solo a mí, sino que involucraban a mi familia.

Las amenazas, quiero decirles que no me atemorizan, estoy acostumbrada a tener presión ante esta lucha que hemos llevado desde siempre, como víctimas, pero ahora con un estatus de poder hacer, de poder solucionar cosas, de poder impedir, de poder hacer que en este país no se sigan violentando los derechos humanos y quiero decirles que puse una denuncia ante la Fiscalía de la Ciudad de México, aporté todas las pruebas que me pidieron y que, bueno, esto ya está en manos de la justicia.

Quiero destacar que esta campaña de amenazas tuvo que ver, o sea, porque era implícito en ellas, con los 30 años de la Comisión, con el aniversario de los 30 años de la Comisión, donde yo había dicho, y desde que llegué también lo dije, que yo pretendía hacer una Defensoría del Pueblo y entonces se desató una campaña mediática donde se decía que yo solamente quería atender a los pobres, cosa que es falsa, puesto que sabemos que una Defensoría del Pueblo es precisamente para el pueblo, un concepto que engloba a todos los ciudadanos y ciudadanas de este país: ricos y pobres, hombres y mujeres, niños, jóvenes, adultos, adultos mayores, en fin, las comunidades indígenas, las personas con discapacidad, cualquier tipo, cualquier tipo de ciudadano estará protegido en esta Comisión y entonces esas amenazas tenían que ver con eso, donde se me atacaba pero llegaban a ese punto de amenazarme de muerte.

Y también quiero señalar que tuvo que ver la atracción del caso de Giovanni López, también por eso recibí amenazas y donde me decían que no me metiera con el gobernador, cuando yo estoy investigando un caso, yo no he señalado ahorita a nadie, se está investigando muy seriamente y vamos a seguir adelante con esta investigación.

Hago públicas estas amenazas, ¿por qué?, porque no vamos a tolerar que en este país siga imperando la impunidad, sí queremos… por eso lo denuncié penalmente y ya está en manos de la justicia y la justicia sabrá lo que tendrá que hacer. Quiero, o sea, por eso decirlo, porque a veces en este país se está muy acostumbrado a no denunciar amenazas, como si no pasara nada y yo no quiero que esto suceda, yo lo denuncio, que estén enterados y que vamos a seguir adelante con la reforma de esta Comisión hasta convertirla en lo que queremos, en una Defensoría del Pueblo en la que realmente se defiendan los derechos de todas las ciudadanas, de todos los ciudadanos mexicanos y de todo aquel ciudadano extranjero que, por equis situación, esté en nuestro país. En lo personal, como les digo, no voy a ceder ante amenazas, voy a seguir adelante, defender nuestros derechos y mi responsabilidad es con el pueblo de México y estoy centrada totalmente en eso.

Les agradezco mucho su presencia y que hagan eco de esta denuncia pública que yo hago y que, vuelvo a repetir, ya está en manos de la justicia en la Fiscalía de la Ciudad de México. Gracias.