CIUDAD DE MÉXICO, 22 de enero de 2020.- El líder de Morena en el Senado de la República, Ricardo Monreal, presentará este miércoles ante el Pleno de la Comisión Permanente una iniciativa para reformar el Código Penal Federal con el propósito de incrementar al doble las penas a religiosos que cometan lenocinio y corrupción contra menores.

El senador y coordinador de la bancada propondrá establecer la imprescriptibilidad ante el escandaloso aumento de impunidad por delitos sexuales cometidos por ministros de culto en el mundo, y en donde México no es la excepción.

El morenista lamentó que el país siga siendo víctima de estos hechos y sostuvo que se debe garantizar la protección de las víctimas.

“Tal como lo ha sostenido la propia Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), es necesario robustecer la legislación penal al respecto para garantizar una verdadera protección a las víctimas de estos reprochables actos”, expone en su iniciativa Monreal Ávila.

En el documento acota que a las cuantiosas víctimas alrededor del mundo por el delito se suman las cifras dadas a conocer en días pasados, por el secretario de la CEM, Alfonso Miranda Guardiola, en las que se indica que al menos 101 sacerdotes han sido sometidos a procesos por haber cometido delitos sexuales.

Por otro lado, la ONG Child Rights International Network reveló un informe en el cual se muestra que a pesar de que América Latina tiene el mayor número de fieles católicos, están registradas casi mil querellas o denuncias por abusos sexuales, sobre todo en Argentina, México, Chile y Colombia, en contra de miembros de la iglesia católica.

Esta realidad es escandalosa y, a consideración de Ricardo Monreal, existe generalmente una relación cercana y de confianza con las víctimas al ser ministros de culto los que en numerosas ocasiones comenten este tipo de delitos, lo cual debe constituirse un agravante a la hora de ejercer la acción penal en su contra.

“Es tiempo de romper con la impunidad que por años ha revestido los miles de casos que hoy siguen en el silencio y de fortalecer la legislación penal para proteger el libre desarrollo de la personalidad y el libre desarrollo psicosexual, especialmente de la niñez y la adolescencia mexicanas”, apunta en su propuesta del presidente de la Junta de Coordinación Política.