CIUDAD DE MÉXICO, 3 de marzo de 2021.- El presidente de la Sección Instructora en la Cámara de Diputados, el legislador de Morena Pablo Gómez afirmó enfáticamente que la ley no permite hacer público el expediente en un tema de desafuero, en este caso específico el que corresponde al gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier Cabeza de Vaca.

Así respondió el legislador morenista al ser cuestionado por los medios sobre la petición del presidente Andrés Manuel López Obrador de hacer público el expediente abierto que contiene la investigación que la Fiscalía General de la República (FGR) abrió contra el mandatario estatal y por el que solicitó su desafuero.

“No es posible, no lo permite la ley, las personas que tienen acceso a este expediente lo hacen en condición de sigilo; la ley dice que no y también está dentro de la ley de Transparencia (…). No se puede abrir al público el expediente, está prohibido por la ley y es un delito”, afirmó enfáticamente.

Sin embargo, señaló que tanto la FGR como el propio gobernador pueden consultar el expediente, e incluso, sacar copias bajo su propia responsabilidad, e incluso, como gran parte del contenido del expediente son los elementos que proporcionó la Fiscalía sobre la investigación, ésta puede dar a conocer la información si así lo desea, “es cosa de él, en eso nosotros nos metemos, ni es nuestra responsabilidad”.

Rehusando a dar alguna información general del contenido del expediente, Pablo Gómez señaló que no era portavoz de la Fiscalía; en cuanto al posible desconocimiento sobre la legalidad de publicar el expediente de García Cabeza de Vaca, Gómez fue cortante al decir, “yo no tengo ningún comentario al respecto”.

Reiteró que desde la semana pasada que se solicitó el desafuero del gobernador, la Fiscalía dio a conocer los tres delitos que se le imputan: delito de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y evasión fiscal equiparada.

“La Sección Instructora no puede dar a conocer lo que está en el expediente, no es el procedimiento, porque en el expediente obran nombres, datos personales, no solamente del inculpado, sino de muchísimas otras personas, y esas personas tienen derechos y no pueden ser atropelladas y nosotros somos custodios de eso.

Pablo Gómez explicó que el proceso contra el gobernador está en espera, ya que, luego de recibir la notificación, a partir del lunes comenzó el plazo de siete días para que el mandatario tamaulipeco declare ante la Sección Instructora, de no hacerlo, dijo, se entenderá que niega las acusaciones presentadas en su contra, “el que no declara, niega”, pues sostuvo que en este caso no funciona “el que calla, acepta”.

Refirió que el gobernador puede presentar su defensa ante la Sección Instructora que, aunque podría hacerlo personalmente, por la pandemia no se realizan comparecencias presenciales, sino solamente por escrito y a través de internet se envían los documentos.

“Después de esos siete días, la Sección Instructora tendrá que reunirse y acordar la apertura del periodo de pruebas, después de notificar a la parte de la Fiscalía el contenido del documento que presente eventualmente el inculpado.

“En esos 30 días, las partes tienen la libertad para hacer el acopio, la presentación y también para contradecir o para desvirtuar las pruebas presentadas por la Fiscalía. Luego de 30 días, la Sección tendrá que evaluar la situación y tomará sus decisiones”, detalló.

Sostuvo que el proceso contra García Cabeza de Vaca podría estar listo antes de que finalice el periodo ordinario, pues, aunque señaló que por ley se tienen 60 días para resolver, no es necesario llegar a ese tiempo y podría ser en 30 días.