CIUDAD DE MÉXICO, 16 de agosto de 2020.- Una alianza periodística transfronteriza encontró que en Brasil, Argentina, Chile, Trinidad & Tobago, México y Colombia, las autoridades han abierto indagaciones para establecer si líderes religiosos de sus iglesias estuvieron involucrados o no en lavado de dinero.

El reportaje Líderes religiosos bajo sospecha de finanzas poco santas publicado por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) revela que algunas de esas pesquisas se han extendido por años, y aún no se definen.

Cuando líderes religiosos de fama internacional o sus iglesias, algunas bien afianzadas en países de las Américas, son acusados de delitos financieros como el lavado de dinero o el fraude, los líderes pueden enfrentar años de escrutinio, pero no se llega fácilmente a confirmar o desechar las sospechas o denuncias. Este es uno de los hallazgos de la investigación periodística transfronteriza Paraísos de Dinero y Fe, realizada por Columbia Journalism Investigations (CJI), el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística, y otros nueve medios, la cual revisó más de 60 investigaciones y casos judiciales recientes que involucran a iglesias o sus jerarcas.

Esta investigación encontró casos en Brasil, Argentina, México, Chile y Colombia, en los que las autoridades —unidades anti-lavado o fiscalías — han abierto pesquisas por movimientos financieros sospechosos, acumulación de propiedades de lujo a nombre de los líderes o sus familias o presunta evasión de impuestos. En algunos procesos han pasado años y no se han formalizado cargos ni terminado la indagación, y en al menos uno, prescribieron los plazos sin que hubiera una definición.

Investigar a los pastores y a las iglesias por posibles delitos financieros presenta retos, dice Marcus Owens, ex director de la División de Organizaciones Exentas del Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos (IRS), que supervisa las iglesias.

«No es como investigar el lavado de dinero por sí mismo», dice. “[Cuando investigas las iglesias] estás sugiriendo un comportamiento inapropiado por parte de un grupo que muchos en la sociedad admiran. La pregunta no es si la investigación está bien fundamentada o no”.

En Brasil, Ministério Madureira, una de las ramas de la principal iglesia evangélica del país, la Asamblea de Dios, fue involucrada con un supuesto caso de lavado de activos. La investigación también involucra al líder del Ministerio Brás de la misma iglesia, Samuel Cassio Ferreira. Están bajo investigación desde 2015 por posible lavado de un soborno pagado a un político condenado en Lava Jato (la investigación sobre el esquema de corrupción masiva que involucró a la petrolera estatal Petrobras).

El reportaje AQUÍ