CIUDAD DE MÉXICO, 7 de diciembre de 2021.- Con Liverpool ya clasificado a la siguiente ronda como primer lugar, Milan tenía que ganarle en el Estadio Giuseppe Meazza y esperar cerrar el Grupo B de Champions League con mejor diferencia de goles que Atlético de Madrid (venció a Porto), pero falló en su intento y fue eliminado.

En duelo intenso, pero trabado, hasta el minuto 29 hubo una oportunidad clara de gol, del club italiano y no falló: luego de tiro de esquina cerrado y rechace del guardameta Alisson, en la raya, Tomori contrarremató a las redes, dentro del área chica, para el 1-0.

Tres minutos después, el inglés respondió, aunque tibiamente: Divock Origi recibió dentro del área, se acomodó y disparó suave a las manos del cancerbero Mike Maignan, pero al minuto 36 el que festejó fue Mohamed Salah:

En tres cuartos de cancha, Alex Oxlade-Chamberlain dribló fácil a Franck Kessié, entró al área, disparó cruzado, el portero Maignan dio rebote y Salah contrarremató, de parte interna y arriba, para sacudir las redes y el empate.

Ya en el segundo tiempo, Liverpool presionaba y al minuto 55, luego de robo de balón en los linderos del área a Tomori, Mané entró al área, disparó fuerte, Maignan dio rebote y de cabeza, Origi contrarremató a las redes para el 1-2.

Milan necesitaba la victoria para pensar en avanzar a los octavos de final de Champions League y esperar cerrar con mejor diferencia de goles que Atlético de Madrid, que venció de visitante a Porto y se clasificó a la siguiente fase:

Luego de tiro de esquina por derecha y peinada de un rival (Mehdi Taremi), el esférico quedó a Antoine Griezmann, quien dentro del área chica cacheteó a las redes, de primera intención, para el 0-1, el 0-2, al minuto 90, lo anotó Ángel Correa, raso, y cruzado, y el 0-3, al 92’, Rodrigo de Paul; mientras que por Porto descontó Oliveira, al 96’, de penal.