La lucha de Alfaro y Corral contra el centralismo de López Obrador

Los grandes proyectos de infraestructura durante el sexenio del Presidente Andrés Manuel López Obrador no estarán ni en el centro de la república ni en el norte. Las inversiones federales serán canalizadas al sureste de México.

Estas decisiones generan malestar entre algunos gobernadores, pero pocos se atreven a levantar la voz y expresarle al Presidente López Obrador su rechazo. Hay dos personajes que le reclaman trato inequitativo al gobierno federal, ellos son Javier Corral de Chihuahua y Enrique Alfaro de Jalisco.

La pasada semana estuvo el Presidente López Obrador en Chihuahua y se reunió con Javier Corral y para el domingo 20 de enero AMLO tiene programado estar en Jalisco para encabezar un evento en el municipio de Encarnación de Díaz en el que dará a conocer su propuesta para el sector agropecuario vinculado a su política social.

El encuentro con Corral

Desde Ciudad Juárez el Presidente arrancó el Programa de la Zona Libre de la Frontera Norte, que encuadran el trato especial a la frontera, con los estímulos fiscales y el aspecto salarial, bajando el IVA AL 8 por ciento y el 20 por ciento de ISR a las empresas, con la homologación del precio del combustible a los que se tienen al otro lado de la frontera con Estados Unidos y el doble del salario mínimo.

El gobernador de Chihuahua con la claridad que lo caracteriza, le expresó al Presidente que el Presupuesto Federal del 2019 es el peor trato que ha recibido Chihuahua en 15 años, incluso aseveró que los chihuahuenses “no han visto cambio alguno entre Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador”. El mandatario norteño expresó que hasta los 150 millones de pesos para el aeropuerto de Creel que había etiquetado el gobierno del Presidente Peña Nieto no le respetaron.

Sin embargo, Corral Jurado dejó en claro que los chihuahuenses sabrán vivir sin ramo 23.

“Al Presidente López Obrador le hemos ofrecido nuestra colaboración y disposición al trabajo conjunto. La pluralidad es el fruto más rico y esperanzador de nuestra democracia. Descalificar o sofocarla no le sirve a México ni a Chihuahua”, subrayó Javier Corral.

Revisar el convenio de coordinación fiscal

La manzana de la discordia en este inicio del gobierno federal ha sido la distribución de los recursos federales a las entidades. Es el reclamo que ha hecho el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro al igual que Javier Corral, cuando los proyectos de infraestructura estratégica no están incluidos en el presupuesto federal del 2019, en el caso de Jalisco son la Línea 4 del Tren Ligero, el Libramiento Sur de Puerto Vallarta y la Presa de El Purgatorio.

Javier Corral argumenta que el trato que recibe Chihuahua de la Federación es inequitativo y de cada peso que el Estado aporta, recibe únicamente 42 centavos, de allí que le propuso al Presidente López Obrador convoque a una Convención Hacendaria que genere una fórmula más equitativa para redistribuir ingresos y cargas tributarias. “Hay una inequidad de la Federación con Estados y municipios que hoy se hace más patente”.

El gobernador de Jalisco está en la misma sintonía que su colega Javier Corral. La agenda mediática de Alfaro la acaparan los medios nacionales, todos los días es entrevistado para criticar las políticas de la Cuarta Trasformación, amagando incluso que se podría salir Jalisco del Convenio de Coordinación Fiscal.

Alfaro acepta desconocer cuál es la aportación que aporta Jalisco a la Federación, sin embargo especula que podría ser la segunda entidad del país que más contribuye. El gobernador jalisciense ha señalado que este año Jalisco pierde poco más de 8 mil millones de pesos de inversión federal, de los cuales 2 mil 587 millones corresponden al Ramo 23, y seis mil millones de pesos a ejercer por dependencias federales en el Estado que sí se recibieron en 2018. Son seis rubros, a decir de Alfaro, que en el presupuesto de este año quedaron en ceros: Hacienda y Crédito Público, Salud, Bienestar, Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, entidades no sectorizadas y Cultura. En Comunicaciones y Transportes el pasado año recibió Jalisco cerca de 7 mil millones de pesos, en tanto que para 2019 se presupuestaron 1 mil 967 millones.

Lo que está muy claro, es que mientras no se concluya la obra de la Línea 3, a la que le faltan tres mil millones de pesos (se le deben a proveedores y constructores) sería ilógico que inicien la Línea 4.

En ese sentido Alfaro debe ser más racional y poner los pies sobre la tierra. Su lucha debe ser porque se concluya la Línea 3 y al ciudadano poco le importa que la haya iniciado el anterior gobierno. La obra para que tenga utilidad se debe de concluir. El ego debe dejarse de lado.

Reunión AMLO-Alfaro

El gobernador de Jalisco tendrá oportunidad de platicar con el Presidente López Obrador el próximo 20 de enero, habrá que ver el tono que Alfaro utilice donde se pondrá a prueba su capacidad de diálogo y de negociación.

Hasta el momento ha sido el gobernador más crítico con el gobierno de López Obrador, ese es el estilo de Alfaro, los resultados son los que mejor hablan más allá del discurso político, habrá que ver la respuesta del Presidente y que ya se definió en el Presupuesto Federal del 2019, donde lo que pidió el jalisciense no se le concedió.