CIUDAD DE MÉXICO, 17 de abril de 2019.- La vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, la priista Dulce María Sauri Riancho señaló que, la orden de aprehensión girada en contra del ex gobernador de Puebla Mario Marín Torres por el delito de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho, es positivo para la justicia del país.

“El hecho de que finalmente, 14 años después, haya sido iniciado un proceso para deslindar responsabilidades contra la violación a los derechos humanos de la periodista Lydia Cacho, es un aspecto muy positivo para la justicia del país”, subrayó.

Entrevistada en el recinto legislativo, la priista aseguró que Marín Torres debe de responder por sus actos, como cualquier militante del tricolor que sea señalado o acusado por algún ilícito.

“Como en otras ocasiones que ha habido acusaciones y procesos en contra de militantes de nuestro partido, ellos tendrán que responder por sus actos”, aseveró.

A pregunta expresa sobre la postura del partido y si lo defenderá o no, Sauri Riancho afirmó que esa es una respuesta que debe dar el instituto político, y reiteró que ella como priista, considera que los militantes que son acusados o demandados tienen que responder por sus actos.

Apenas el martes 16 de abril se dio a conocer que un Juez federal adscrito al Primer Tribunal Unitario del Vigésimo Circuito, con sede en Cancún, Quintana Roo, emitió una orden de aprehensión contra el ex mandatario poblano, Mario Marín, el empresario textilero, Kamel Nacif; el ex director de la Policía Judicial, Hugo Adolfo Karam Beltrán, y el excomandante Juan Sánchez Moreno.

La orden de aprehensión es por la presunta participación en la tortura contra la periodista y autora del libro Los Demonios del Edén, Lydia Cacho quien reveló la existencia de una red de pederastia en la que estaban involucrados los empresarios Jean Succar Kuri y Kamel Nacif, cercanos al ex gobernador.