CIUDAD DE MÉXICO, 21 de agosto de 2018.- Mérida, San Nicolás de los Garza, San Pedro Garza García, Mazatlán, Saltillo, Chihuahua, Nuevo Laredo, Guadalupe, Aguascalientes y Reynosa, son las ciudades mejores calificadas en indicadores de satisfacción, servicios, percepción de alcaldes, calidad y cohesión social, de acuerdo a la encuesta Ciudades más habitables 2018, realizada por Gabinete de Comunicación Estratégica.

Lo cual indica que, con excepción de la capital yucateca, las ciudades del norte de la República brindan mejores condiciones para invertir y en las que avistan mejores oportunidades de crecimiento en la próxima década.

En contraparte, se encuentran Tuxtla Gutiérrez, Chilpancingo, Tapachula, Xochimilco, Lázaro Cárdenas, Tehuacán, Ecatepec, Tláhuac, Iztapalapa e Iztacalco, ciudades y demarcaciones que se encuentran concentradas en el centro de la Ciudad de México y sur del país.

En presentación del estudio, Federico Berrueto, socio fundador y director general de GCE señaló que en seis años que llevan realizando la encuesta se han identificado un constante deterioro en la evaluación de las autoridades indistintamente de los niveles de gobierno o de los partidos políticos a los cuales pertenecen, así como un menoscabo en la confianza a las instituciones tanto públicas como sociales.

A lo largo del tiempo, detalló que en las ciudades norteñas que han sido golpeadas por la violencia asociada al narcotráfico existen dos indicadores que cada vez tiene un impacto negativo en la evaluación y sus niveles de satisfacción: inseguridad y corrupción de autoridades.

Casos como los de Chihuahua o Reynosa, que han sido golpeadas por hechos violentos, no se miden con un solo concepto como el de inseguridad, sino con otras variables donde los ciudadanos perciben que sus autoridades están haciendo lo suficiente, algo que alude a una aparente contradicción.

La Encuesta analizó las 76 ciudades más pobladas de México -con más de 500 mil habitantes- y las 16 alcadías de la capital, para conocer la percepción de las personas respecto a su calidad de vida, cohesión social, desempeño de autoridades y satisfacción respecto a servicios públicos, con el objetivo de identificar las de mayor desarrollo, así como las oportunidades para incrementar su productividad.

El estudio es una contribución de GCE, experto en observar, recabar y analizar actitudes y conductas de personas para obtener información clave y estratégica que se transforme en acciones, cuyo propósito es entender a fondo el tejido social.

El objetivo es conocer el entorno político y social de una comunidad y facilitar la toma de decisiones óptimas de inversión, implementación de políticas públicas, así como el impulso de causas sociales.

En datos metodológicos, GCE recopiló la opinión de 30 mil 400 ciudadanos, aplicando 400 entrevistas telefónicas por ciudad, del 23 de marzo al 14 de abril del 2018, para obtener una guía comparativa para optimizar la toma de decisiones de acuerdo con las características culturales, sociales y políticas de localidades específicas.