CIUDAD DE MÉXICO, 6 de diciembre de 2016.- México se encuentra por arriba del promedio en aprendizaje de ciencias entre los países latinoamericanos con 416 puntos, así como Brasil, Perú y República Dominicana; a la par de Costa Rica y Colombia, y muy por debajo de los primeros lugares que son Singapur (556), Japón (538) y Estonia (534).

De acuerdo a lo expuesto por el doctor Eduardo Backhoff, miembro de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), México es el segundo país de Latinoamérica con la menor brecha en el aprendizaje de esta materia.

Al presentar el Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), por nivel de desempeño, el 52 por ciento de los estudiantes mexicanos logran los aprendizajes suficientes en Ciencias. Sin embargo, la tendencia de los resultados no son estadísticamente significativos, lo que significa que no hubo cambios reales de 2006 a 2015. Los demás 71 países sí mostraron cambios significativos.

En el caso de Matemáticas, México obtuvo una puntuación promedio de 408 por arriba del promedio de los países de América Latina, así como Costa Rica, Colombia, Brasil, Perú y República Dominicana; y por debajo de países desarrollados Singapur (564), Hong Kong–China (548) y Macao-China (544).

Sin embargo, se encuentra en el tercer país de Latinoamérica con la menor brecha en el aprendizaje de Matemáticas y el 43 por ciento de los estudiantes logran los aprendizajes suficientes en la materia, de acuerdo al nivel 2 que es el mínimo para que un alumno se desempeñe adecuadamente en la sociedad contemporánea y pueda aspirar a hacer estudios superiores.

En el aprendizaje de Matemáticas, la tendencia de los resultados de México son positivos de 2003 a 2015, equivalentes a 5.3 puntos cada tres años.

El Informe de resultados de la Prueba PISA 2015 se trata de un estudio coordinado por la OCDE, en el que participan los países miembros de la organización, con el propósito de determinar en qué medida los estudiantes de 15 años han adquirido las competencias relevantes para participar activa y plenamente en una sociedad globalizada y competitiva.

También, PISA busca identificar fortalezas y debilidades de los sistemas educativos nacionales e intenta detectar los factores asociados al desempeño educativo. No obstante, no pretende explicar las causas del desempeño escolar de los países.

En la Prueba PISA 2015 participaron 72 países y economía, de los cuales 35 son miembros de la OCDE. Las muestras oscilaron entre cuatro mil 500 y 10 mil estudiantes, y un mínimo de 150 escuela de cada país.

“Se evaluaron a 540 mil estudiantes seleccionados al azar, que representan 29 millones de jóvenes de 15 años, que cursan al menos el primer grado de secundaria en México”.