CIUDAD DE MÉXICO, 21 de marzo de 2019.- En un día histórico, el Pleno del Senado de la República aprobó por unanimidad de 118 votos establecer como requisito tener cumplida la mayoría de edad, es decir 18 años, para casarse, y con ello derogar las disposiciones vigentes en materia de matrimonio infantil.

El dictamen de las comisiones unidas Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, Estudios Legislativos, Segunda, y Justicia, reforma el Código Civil federal en 44 artículos, para armonizarlo con lo que ya dispone la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, así como los tratados internacionales en la materia.

Al fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, Josefina Vázquez Mota, citó el siguiente testimonio:

“Me casé cuando tenía quince años. Me obligaron a casarme porque mi familia y yo de 10 personas compartíamos una casa muy pequeña con sólo dos habitaciones. Fue un día lleno de lágrimas y tristeza, más que de alegría. Yo quería estudiar Medicina en la universidad y llegar a ser doctora, dejé el colegio sin terminar el curso; todo quedó destruido”.

En presencia de representantes de la sociedad civil Save the Children, Unicef, Juconi, A.C., World Vision y del Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, señaló que en matrimonio infantil no es exclusivo de México, pues en el mundo 15 millones de niñas son casadas cada año, lo que significa 28 niñas cada minuto y una niña cada 2 segundos.

En el país, indicó que se estima que casi siete millones de niñas contrajeron matrimonio antes de cumplir los 18 años de edad. Las niñas que se casan no permanecen en la escuela, tienden a embarazarse prematuramente y más riesgo de sufrir discriminación y violencia.

Con estas cifras, la senadora del PAN lamentó que México siga siendo parte de los 10 países con mayor número de matrimonios infantiles, con casi un millón 300 mil casos al año, y el octavo lugar, sólo por debajo de la India, Bangladesh, Nigeria, Brasil, Etiopia, Pakistán e Indonesia y sólo a penas después de El Congo y Tanzania.