CIUDAD DE MÉXICO.- El ex secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Emilio Álvarez Icaza pidió a los gobiernos federal y estatales, atender la crisis de derechos humanos y desapariciones en México.

“México no puede ser una gran fosa, una caverna profunda donde el clamor de las víctimas no sea escuchado y las madres de los desaparecidos no tengan un eco de solidaridad y justicia”, expresó en el encuentro por La Paz y justicia, celebrado en la Universidad Obrera.

Alertó que el número de desapariciones en México está cerca a las registradas en países que sufrieron dictaduras militares como las de Chile y Argentina.

Aseguró que no es sorpresa lo que pasó en Ayotzinapa, Guerrero, ya que 80 por ciento de las desapariciones en la Guerra Sucia ocurrieron ahí.

Criticó que la mayoría de los estados carecen de ley en desapariciones y las procuradurías no tienen capacidad de localizar a desaparecidos.

Pese al número de denuncias por desapariciones, 2400, solo hay 15 sentencias, lamentó.

“La justicia no está haciendo lo que corresponde para atender esta demandas”.