ESCUINTLA, Chis., 29 de octubre 2021. – Dayana, transexual que viaja junto con un grupo de la comunidad lésbico, gay y transexual en la caravana migrante, huyó de su natal Honduras, para evitar que pandilleros cumplieran su objetivo de quemarlo vivo, como sucedió en dos ocasiones.

El grupo integrado por 25 personas de la diversidad sexual, provenientes de Cuba, Nicaragua, Honduras, Venezuela y Guatemala coinciden que la discriminación, violencia y falta de oportunidades los obliga a emigrar de sus países para buscar una vida mejor en Estados Unidos para que se respete sus preferencias sexuales.

Dayana, de 21 años de edad, relata que a los 14 años, pandilleros le rociaron gasolina y le prendieron fuego, ya que no tenía dinero para pagar la extorsión que le exigían por comercializar algunos productos de belleza en la calle.

"Gracias a Dios las quemaduras no fueron tan graves, logré curarme, pero ellos me seguían acosando", relata mientras camina bajo los fuertes rayos del sol. Abundó que los pandilleros también le dieron dos balazos en la pierna y un machetazo, solo por su preferencia sexual.

Señala que otras de las agresiones que sufrió fue la violencia verbal y le cortaban su cabello.

"No es fácil dejar su país, su negocio y su familia, huir por qué te están buscando para matarte", señala mientras avanza llevando consigo una bandera de colores que los identifica como miembros de la comunidad transexual.

Más información AQUÍ