Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Música hermana a miles de jóvenes en Zócalo

Redacción/Quadratín México
 
| 12 de Noviembre de 2017 | 22:45
 A-
 A+

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de noviembre de 2017.- Con la presentación sorpresa de Plastilina Mosh y la última tocada de Illya Kuryaki and The Valderramas, pues el siguiente año impulsarán sus carreras como solistas, este domingo miles de jóvenes vibraron en el cierre de la quinta edición de la Semana de las Juventudes en la Ciudad de México.

Durante tres días de conciertos y con saldo blanco, 300 mil personas disfrutaron la actuación de 55 grupos y artistas, festival que concluyó con la presentación de 21 bandas que deleitaron a 80 mil asistentes.

Esta edición registró eventos importantes en la escena musical como la presentación, después de 22 años en una plaza pública, de Caifanes, siendo la primera vez que tocaban en el Zócalo capitalino para festejar sus 30 años de carrera artística, donde lograron reunir a 120 mil personas el viernes 10 de noviembre.

De la misma forma, se disfrutó el estreno del disco 50 de la banda El TRI que, junto al  disc jockey de origen británico Fatboy Slim convocaron, este sábado, a 100 mil personas.

Desde las 13 horas los asistentes al Zócalo capitalino también pudieron cantar los éxitos de Santa Cecilia, Out Of Control Army, Morenito de Fuego, Sergio Arau y los Heavy Mex, Doctor Krapula y Sonido Gallo Negro, entre otros.

En el escenario de la Plaza Santo Domingo se presentó Radio Catoche, MelodyCans, Las Tempestades y Entre Líneas, entre otras bandas para deleite de sus seguidores.

Durante los conciertos se contó el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública que desplegó 125 elementos en la plancha, dos torres tácticas, cuatro unidades, pues el operativo de seguridad y revisión fue de joven a joven.

Se utilizaron cámaras de videovigilancia de los Centros de Comando y Control (C-2), Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano (C-5), y el Centro Computarizado de Control Vial para resguardar a los asistentes que asistieron a todas las actividades.