CIUDAD DE MÉXICO, 23 de noviembre de 2021.- Nacho Vegas construyó en Mundos Inmóviles Derrumbándose un álbum sencillo, de contrastes y 42 minutos, que empieza a mover con los sencillos La Flor de la Manzana y El Don de la Ternura, el cual estrenó este martes.

En una terraza de CDMX, sentados frente a frente, con el cantar de los pájaros, motores y claxon de carros de fondo, así como una hoja cayendo sobre su hombro izquierdo, luego de que forjara un cigarrillo y lo encendiera, Nacho Vegas habla de su siguiente obra.

“Después de Violética y Oro, Salitre y Carbón, discos doble y en vinilo triples, quería hacer un disco sencillo, con un repertorio de 42 minutos, para que también tenga su edición en vinilo, como los álbumes clásicos, que me gustan mucho; además, es más variado que lo que fue Violética”, añade el asturiano.

El primer fruto de Mundos Inmóviles Derrumbándose es La Flor de la Manzana, un momento de realidad, especialmente dulce o trágico, pero siempre algo que está vivo y acaba transformándose en otra cosa, lo que sucede un poco con las canciones: siempre parten de momentos vitales que tienen que ver con la vida.

“Algo que has vivido de primera mano, tal vez no tú, pero sí que te resulta muy cercano, por lo menos escribo así y luego hay un proceso de transformación en el que todo se convierte en otra cosa, porque al final lo importante es extraer ese licor, esa esencia que resulta más verdadera que la propia realidad y en ese licor esta la esencia de lo que era una flor muy pequeñita y blanca como era la manzana”, explica Vegas.

Y El Don de la Ternura es una canción que representa otra parte muy diferente del disco, tal vez un poco más cercana a lo que son otras canciones de Nacho, esa parte más frágil e intima.

“Pero como lanzaré varios singles antes de que salga el álbum; saldrá otra canción más, muy diferente, es como presentar diferentes caras del álbum, porque es un disco de contrastes, de aquí en enero seguiremos lanzando”, adelanta.

Este jueves, en Puebla, Nacho iniciará su Reencuentro, Lyrica y Conexión en México, donde hablará de poesía, con canciones intimas, puesto que intentará aprovechar la cercanía del público, si es que es posible, por los protocolos Covid.

“La cosa es que queríamos venir a México cuando se pudiera y hablando con la oficina, aprovechemos para hacer un viaje, tener algunos compromisos promocionales y a la vez encuentros con el público.

“La idea es venir con la banda para primavera, si todo sale bien, por lo que ahora tenían que ser encuentros muy sencillos, íntimos, con la gente en aforos reducidos, intentando poner los boletos lo más accesible posible: un viaje promocional y por el que no cobro”, detalla Nacho Vegas.