CIUDAD DE MÉXICO, 10 de agosto de 2020. — Luego de que trascendiera la investigación en contra del ex secretario de Seguridad Ciudadana capitalino, Jesús Orta Martínez, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo, confió en que se actúa en cuanto surgen estos casos para que no permanezcan en la administración pública.

Desde el viernes 8 de agosto pasado, trascendió que la Fiscalía General de la República (FGR) realiza una investigación a unos 19 exfuncionarios, algunos de la Policía Federal, entre ellos, Orta Martínez.

Durante la videoconferencia de prensa que ofreció la mandataria capitalina al mediodía de este lunes, aseveró que fue ella quien determinó que Orta estuviera al frente de la SSC CDMX, y que en su momento se hizo el examen de confianza.

“Todos en mi Gobierno, todos estamos bajo revisión, todos los secretarios, todas las secretarias, permanentemente, no solamente en términos del funcionamiento de cada uno de nosotros, que siempre estamos bajo supervisión de la ciudadanía, sino también de la propia jefa de Gobierno. Yo lo dije el otro día, cuando yo tuve información de que estaba bajo investigación, se lo mencioné y él decidió, además de algunos otros temas que había, decidió pedir su renuncia”, dijo.

“En su momento se hizo el examen de confianza, como lo tienen que hacer todas las personas de seguridad y de procuración de justicia, pero… ustedes conocen por ejemplo, el primer consejero Jurídico que yo tuve en el Gobierno, lo informé en su momento, tuve información de que él había viajado en un avión privado y de inmediato, en ese caso, yo le solicité la renuncia”, agregó.

Sheinbaum puntualizó que si bien tienen que analizar una posible actualización de los protocolos de revisión de confianza, lo esencial es que las personas bajo cualquier sospecha de corruptelas no permanezcan en cargos públicos.

“Lo importante aquí es una decisión, tanto del Gobierno de México, del Presidente de la República y, en nuestro caso, de que ninguna persona que esté bajo investigación o que se conozca en algún punto que hay algún tema de corrupción, de conflicto de interés, pues de inmediato tiene que separarse del cargo, no puede mantenerse en el Gobierno, esa es la gran diferencia, antes la corrupción venía desde arriba; hoy, si se conoce que hay un funcionario público que ha cometido algún acto o que por lo menos está bajo investigación, pues de inmediato se le solicita”, profundizó.

Expresó su respaldo con el actual titular de la SSC CDMX, Omar García Harfuch, y reiteró que se trata de mantenerse “en una revisión permanente, tanto en la eficiencia en el cumplimiento de sus funciones”, como en su compromiso con el programa de Gobierno.