ANTÓN LIZARDO, Ver., 19 de abril de 2019.- Avances tecnológicos, capacitación de punta en sistemas de radares y proyectos diseñados en su totalidad por mentes mexicanas, son parte de línea medular y estratégica que posee la Secretaría de Marina en el Instituto de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la Armada de México (Inidetam), ubicado en Antón Lizardo, Veracruz.

En este complejo naval coexisten los diferentes centros y laboratorios donde investigadores, especialistas y personal de la Armada se entrenan, actualizan y capacitan.

Especialistas desarrollan en este Polígono naval de Antón Lizardo sistemas de vigilancia subacuática a base de sensores, drones autónomos y perfilan proyectos de alto alcance para combatir la delincuencia y salvaguardar a la ciudadanía.

Uno de estos espacios dentro del Inidetam es la Plataforma de pruebas y referencia de desarrollo del Sistema de mando y control de la Armada de México (Siccam) donde se integran hardware y software que ofrecen panorama operacional común para ubicar unidades sobre una cartografía digital y determinar en tiempo real cuál es su ubicación en todo momento.

El Capitán de navío Juan Francisco Robles Camacho, director de investigación y desarrollo de Sistemas de detección y comunicaciones en el Inidetam detalla la utilidad de este espacio.

“Este sistema está instalado en 105 mandos navales alrededor de toda la República mexicana y entre esas terminales se transfiere información en tiempo real para poder coordinar acciones tendientes al control de los diferentes ámbitos como la salvaguarda de la vida humana en la mar, la protección al medio ambiente marino, así como la seguridad nacional y la defensa interior del país”.

Con este sistema, la Secretaría de Marina tiene en todo momento la ubicación de todas sus unidades y así enviarlas a cualquier evento que se tenga que atender.


"Los llamados más comunes son los que tienen que ver con el rescate a pescadores, seguimiento de infractores a la ley en aguas jurisdiccionales y ubicación de puntos geográficos de interés para la seguridad interior y defensa del país”.

Drones, aliados de la Marina

Robles Camacho destacó la labor de los drones, los cuales trabajan con sensores que también ayudan en estos sistemas de ubicación.

“Va volando un dron, está transmitiendo la información a un sistema táctico que es el Cedam, inmediatamente al momento de estar capturándola al sistema de Enlace de datos de la Armada de México está también viéndose en el sistema de mando y control y en ese momento unidades operativas superficie áreas y terrestres y mandos navales tiene la ubicación exacta y los acontecimientos que están sucediendo dentro de esa ubicación”.

Antenas radar

En este complejo naval militar también se encuentra el laboratorio de cámara anecoide, área donde se realizan pruebas a las antenas diseñadas y construidas para este proyecto de vigilancia aérea.

“Esta cámara lo que hace o prueba es el patrón de las antenas diseñadas para saber si están dentro de la caracterización que nosotros hicimos a nivel matemático y en diseño por computadora para que nos sirva en nuestro procesamiento la señal de radar”, sostiene el también líder del proyecto Siccam o radar de vigilancia aérea.

El Capitán de navío Juan Francisco Robles Camacho refirió que esta cámara permite caracterizar diferentes tipos de antenas para lograr tener la antena más adecuada para el sistema de radar que están diseñando y desarrollando.


“Al ser un radar de vigilancia aérea nosotros tenemos que detectar una aeronave en sus tres dimensiones que son: su marcación, su distancia y su altitud.

Todo esto para lograr la detección de cualquier unidad aérea que entre a territorio nacional sin ser registrada por los sistemas de radar convencionales o transferencia de información que tengan esas aeronaves y dar el seguimiento a esas aeronaves en el momento que entre a nuestro territorio ya sea por la frontera sur, por la frontera norte o en las instalaciones estratégicas que son de interés para el país”, concluyó.