CIUDAD DE MÉXICO., 19 de julio de 2019.- Los teléfonos celulares no solo representan el artículo más robado en México sino que este delito genera en la capital del país un mercado negro cuyo valor alcanza los 9 millones de pesos al día, si se considera que cada 24 horas, 1970 aparatos son despojados a su dueños en algún asalto o hurtados sin violencia, según las estimaciones del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia en la Ciudad de México.