CIUDAD DE MÉXICO., 8 de marzo de 2021.- El Gobierno de le República rechazó las versiones  que presumían que durante los disturbios generados por embozadas en la plaza de la Constitución, en la azotea de Palacio Nacional se hayan apostado militares o personal de seguridad armados. 

El vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas informó por medio de su cuenta en redes sociales que el personal que fue dispuesto en la azotea de Palacio Nacional portaba un inhibidor de drones tipo Hikvision para evitar el sobrevuelos de artefactos controlados por control remoto.

Ramírez Cuevas refirió que las fotografías que circulan en redes sociales no corresponden a armas de fuego cualquier dispositivo que pudiera poner en riesgo la integridad de las manifestantes.