CIUDAD DE MÉXICO, 4 de marzo de 2020.- En el marco del 91 aniversario del PRI, su presidente nacional, Alejandro Moreno, Alito, criticó la actuación del actual gobierno y destacó que durante este periodo el tricolor ha contribuido, desde el Ejecutivo, el legislativo e incluso desde la oposición, a dar estabilidad política y paz social, lo cual, dijo, hoy se encuentra en peligro eminente ante los desaciertos de la actual administración morenista.

"Porque el Estado mexicano experimenta como nunca, un riesgo estructural en tanto llevamos más de 14 meses en turbulencia política e incertidumbre social.

"Riesgo político en el que el país se encuentra inmerso por decisiones, acciones y omisiones del Gobierno federal que impactan a la paz social, a las expectativas de inversión, la normatividad de la actividad empresarial y la certidumbre del sistema político", aseveró.

Desde el auditorio Plutarco Elías Calles de la sede nacional priista donde estallaban en jubilo las tamboras y porras de los militantes de las distintas organizaciones como CTM, CNOP y CNC que abarrotaron el lugar, Moreno Cárdenas refirió que las urnas ayudan a llegar, pero no a mantenerse y los votos obtenidos y la popularidad no son suficientes para obtener resultados favorables para el país.

Sostuvo que la cantidad de sufragios obtenidos en una elección, tampoco da el derecho de atentar contra las instituciones del país, las cuales, dijo, están sufriendo un desmantelamiento, por lo que sostuvo que el PRI debe estar atento.

"Señalaba Jesús Reyes Heroles, 'con las instituciones todo, incluso los cambios, contra ellas, nada', por eso el PRI tiene que estar listo y atento; por eso, nuestro partido no permitirá ni su destrucción, ni su desprestigio y menos su debilitamiento; contra las instituciones del Estado mexicano nada, y aquí estará el PRI para defenderlas siempre", enfatizó.

Ante ello, el líder priista convocó a todos los sectores sociales a conformar un gran frente liberal que evite que la llamada cuarta transformación siga debilitando las instituciones y ponga en riesgo la estabilidad política y económica del país.

Resaltó que el tricolor en 91 años de bailía ha transformado la nación, y hoy están de regreso para recuperar el gobierno, pues sostuvo que aunque algunos no quiere al PRI, sí lo extrañan en el Gobierno.

"En el 91 aniversario del PRI, les aclaro a los cortesanos del poder que nada ni nadie va a acabar con nuestro partido, por eso nada nos intimida ni nadie nos va a venir a enseñar de desafíos y avatares, muchos menos aquellos, que aprendieron en nuestra filas. El pueblo lo sabe y los ciudadanos nos comentan en la calle, algunos dicen que no quieren al PRI, pero no tengan duda que cómo nos extrañan hoy.

"(...) Nosotros no nos juntamos para hacer historia, nosotros ya la hicimos.  Somos desde hace 91 años el pueblo organizado hecho partido, porque somos desde hace 91 años la revolución organizada hecha institución, porque hoy por hoy después de 91 años aquí está el PRI firme, listo para regresar y volver a ganar las elecciones", enfatizó.

Ante gobernadores, ex líderes del partido, legisladores y militantes del PRI, quien fue muy autocrítica e incisiva contra el gobierno de López Obrador fue Beatriz Paredes, al alertar que Morena busca vaciar la ideología al tricolor y los pretende encasillar como corruptos.

"Lo que es un nuevo elementos que nos tiene desconcertados es que estamos viviendo una etapa de la usurpación de nuestra ideología. Morena no solo nos desplazó del poder federal y pretende vaciarnos de contenido ideológico y dejarnos  en medio de un cascarón repugnante, el de la corrupción”, aseveró.

Y consideró que el peor error del PRI, que lo llevó a la derrota electoral y al desprestigio, fue su excesiva permisibilidad con los gobernantes emergido de sus filas; sin embargo, dijo que, ahora el gobierno es encarnado por un caudillo atemporal que ya no tiene espejo en le época contemporánea, pues el PRI acabó con el caudillismo e instauró  la etapa de las instituciones.