CIUDAD DE MÉXICO, 15 de diciembre de 2017.- Mikel Arriola se registró como precandidato a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El simpatizante priista, acompañado del precandidato a la presidencia, José Antonio Meade acudió a la sede nacional del partido y ante la Comisión de procesos internos solicitó su registro que rápidamente se le entregó y ya tenía a las 11:45 horas.

El ahora precandidato inició su campaña con un discurso donde destacó su trayectoria al frente de la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Quiero poner al servicio de la Ciudad de México una trayectoria profesional capacitada, eficaz y sobre todo, sin mancha alguna de corrupción.

“No tengo cola que me pisen, como funcionario federal tuve la oportunidad de transformar dos instituciones, la Cofepris y el IMSS”, dijo ante la algarabía de priistas que le gritaban porras y competían entre sí para ver de qué delegación eran las más ruidosas.

Como en otras ocasiones Arriola aprovechó para criticar a los gobiernos perredistas y afirmó que 8 de cada 10 capitalinos perciben que se vivía mejor hace 20 años que en la actualidad.

Destacó el aumento de la inseguridad, las fallas en el transporte, los deficientes servicios  e incluso se lanzó contra las fotomultas, que consideró son un abuso del gobierno capitalino.

“Llegó el momento de dejar de ser una ciudad grande y convertirnos en una gran ciudad”, concluyó.

Al evento acudieron loa presidentes del PRI a nivel nacional y capitalino, Enrique Ochoa y Eruviel Ávila, respectivamente, así como la secretaría general del partido, Claudia Ruiz Massieu.