ACAPULCO, Gro., 9 de junio de 2016.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) realizó una visita de inspección al Proyecto Nuevo Hospital General que se construye en el poblado de El Quemado, en el Municipio de Acapulco de Juárez, Guerrero, donde constató que aún no cuenta con el permiso correspondiente de cambio de uso de suelo que emite la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

El personal de la Profepa en la entidad constató que la Secretaria de Salud Federal y la Empresa Ingeniería y Control de Proyectos, S. A. de C. V., responsables de la obra que tendrá 120 camas, no cumplen ninguna de las tres medidas ordenadas en la Resolución Administrativa.

Tampoco se ha presentado ni ejecutado un Programa de Reforestación con especies de la región, en una superficie de una hectárea en el lugar de la obra, como se establece en la resolución administrativa, toda vez que la reforestación realizada al momento se encuentran en áreas internas dentro del proyecto, donde posiblemente la siembra de árboles mayores no es recomendable.

Para realizar el cambio de uso de suelo en terrenos forestales, es imprescindible contar con la autorización emitida por la Semarnat, de acuerdo al artículo 163 lo anterior es una clara infracción a la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable.