CIUDAD DE MÉXICO, 30 de noviembre de 2021.- Durante la comparecencia de la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez, ante integrantes de la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputados, legisladores, principalmente de oposición, cuestionaron la estrategia de seguridad, la cual, coincidieron en señalar que no está funcionando.

Durante la reunión de casi cinco horas, le solicitaron a la funcionaria federal explicar las estrategias para combatir la delincuencia, acciones contra las adicciones, un plan nacional contra la violencia hacia la mujer, creación de un instituto de la seguridad, entre otros temas.

Mientras los legisladores de Morena y aliados, respaldaron y defendieron la estrategia de seguridad afirmando que ha dado resultados favorables, la oposición reclamó que no ha habido avances y contrario a ello la situación actual en materia de seguridad es peor.

En ese sentido, el diputado del PAN Felipe Macías Olvera afirmó que México se desangra a diario, porque se ha abandonado a las policías municipales que son las autoridades que la población más necesita; asimismo, calificó la estrategia como un fracaso y afirmó que solo existen pretextos para atender a las y los mexicanos que viven la violencia.

En ese mismo sentido, la diputada del PRI María de Jesús Aguirre manifestó su preocupación por el debilitamiento de las policías municipales y estatales, pues dijo que las primeras son el eslabón más débil de esta cadena y, por ello, sostuvo, requieren una reactivación con recursos para fortalecerlas, mejorar su capacitación y equipamiento.

Enfatizó que, si se pretende que en un futuro cercano el combate a la delincuencia vuelva a ser responsabilidad de los cuerpos de seguridad civiles, se tienen que robustecer esas policías, por lo que lamentó que esto no se vea reflejado en el Presupuesto 2022, donde todas las reservas en seguridad fueron rechazadas.

Además de que los fondos asignados para el desarrollo, capacitación y fortalecimiento de las policías locales presentan reducciones, y el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública que envía recursos a las 32 entidades para fortalecer a las policías estatales y municipales, solo registra un aumento de 0.3 por ciento para el 2022.

En tanto, la diputada de MC Ivonne Ortega enfatizó que las y los mexicanos de todas las edades tienen como común denominador, el miedo, el cual, dijo, es provocado por la inseguridad y la ola de violencia, derivado de fallidas estrategias de seguridad que dan con una política eficiente, efectiva y certera para combatir el delito y la impunidad.

Preguntó si considera pertinente la creación de un instituto nacional de evaluación política de la seguridad como órgano autónomo cuya función principal sea la evaluación de los resultados de la política de seguridad, la de los programas, objetivos, metas y acciones que la integran, así como de emitir recomendaciones a la autoridad. También sobre la capacitación y certificación de elementos de la Guardia Nacional como policías.

Mientras que el diputado del PRD Miguel Ángel Torres indicó que México ha presenciado una serie de crisis de violencia e inseguridad en el último lustro donde los esfuerzos de las instituciones públicas han sido escasos e insuficientes.

Al respecto, se refirió al caso de Zacatecas, el cual, dijo, es un estado que actualmente se encuentra paralizado ante los choques armados que cada vez son más frecuentes y violentos, donde ha habido un fuerte incremento de la criminalidad en los últimos cinco años, por lo que cuestionó qué estrategias están siendo implementadas desde la secretaría para atender la problemática en esa entidad.

En respuesta a los cuestionamientos, Rosa Icela Rodríguez insistió en señalar que con la actual estrategia se ha bajado la mayoría de los delitos como el robo de combustible; a casa habitación, al autotransporte; a negocios; el secuestro, en general, afirmó que han bajado la mayoría de los delitos.

Reconoció que falta bajar contundentemente el homicidio, sin embargo, señaló que la espiral que venía hacia arriba se contuvo, “si no hubiéramos seguido esta estrategia fueran más los altos índices delictivos; nosotros esperamos ya tener mejores resultados con la activación de la Guardia Nacional”.

En cuanto a un instituto nacional de seguridad, la secretaria dijo que no se ha analizado la propuesta.

Señaló que, en la captura de algunos delincuentes, a los que catalogan como generadores de violencia, se distingue el estricto apego a las órdenes judiciales y en un arduo trabajo de inteligencia y coordinación interinstitucional.

Dijo que la Secretaría a su cargo, participa en coordinación y colaboración con otros entes, como la Secretaría de Salud (Ssa), que es la cabeza en la estrategia para diagnosticar, visibilizar prevenir y erradicar el consumo de sustancias psicoactivas. Asimismo, han trabajado para prevenir el reclutamiento forzado de niñas, niños, adolescente y jóvenes por el crimen organizado. 

Respecto a la certificación de los elementos de la Guardia Nacional (GN), indicó que este año se empezó a construir un centro de control y confianza para darle el certificado único policial a todos los elementos, y antes de que termine esta administración, aseguró, los 100 mil elementos de la Guardia Nacional tendrán su certificado único policial.

En el tema de Zacatecas, la funcionaria señaló que el gobierno tiene el compromiso de construir una paz duradera en ese estado; por ello, refirió, se trasladó el gabinete de seguridad en pleno a esa entidad para llevar a cabo una revisión puntual de los últimos incidentes que se han dado.

Detalló que, a partir del 25 de noviembre se instrumentó la operación Zacatecas II, que considera el despliegue de tres mil 914 elementos del Ejército mexicano y de la GN, distribuidos en la región centro, sur y norte.

Así como la construcción de 13 compañías y cuarteles de la GN; también se acordó, dijo, reforzar nueve municipios en donde no hay policías; además de establecer puestos militares en las vías de comunicación.

Finalmente, explicó que el Entendimiento Bicentenario es el instrumento de cooperación bilateral más importante que se tiene en materia de seguridad con Estados Unidos, ya que respeta la soberanía nacional y conforma la cooperación sin condicionamientos.

“Es una herramienta que se suma a la pacificación del país en la relación de naciones iguales que cooperan en salud, desarrollo y seguridad. Este entendimiento atiende las adicciones, delitos transfronterizos, aéreos, marítimos y ferroviarios, así como el lavado de dinero y productos falsificados, y desmantela redes financieras del crimen organizado”, puntualizó.