CIUDAD DE MÉXICO, 26 de junio de 2017.- Ricardo Sánchez, titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra de la Libertad de Expresión (Feadle) confirmó que serán requeridos a los presuntos afectados de espionaje sus equipos celulares para investigación de peritos profesionales.

"Se ha ordenado a todas las dependencias federales y estatales de seguridad que pudieron tener acceso a equipo y software para realizar intervención de comunicaciones que resguarden toda la información relacionada a la contratación del equipo Pegasus y otras similares", dijo el funcionario en una rueda de prensa ofrecida la tarde de este lunes.

Además, el funcionario indicó que las personas que han denunciado posibles intervenciones de espionaje, entre las que se encuentran periodistas, activistas y defensores de los derechos humanos, por parte de autoridades gubernamentales, tendrán que presentar físicamente los equipos para realizar un análisis forense.

Se solicitará ayuda del Ministerio de Justicia de Canadá y de expertos del Instituto Politécnico Nacional, con la finalidad de conocer si los equipos de telefonía celular fueron infectados con el software malicioso con la finalidad de espiar las actividades de los afectados.

Por último, Sánchez mencionó que todas las medidas cautelares solicitadas a la institución que representa emitidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos serán acatadas.