CIUDAD DE MÉXICO., 5 de abril de 2019.-  A pesar de la depreciación de 23 por ciento del peso en lo que va del Gobierno y de la crisis por coronavirus, el Ejecutivo mantendrá su operación financiera sin aumentar la deuda pública, continuará con la construcción del aeropuerto Felipe Ángeles, la rehabilitación de seis refinarías, además de la edificación de la de Dos Bocas en Tabasco y del Tren Maya.

Durante su informe trimestral, el Presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que la detonación de créditos e inversión pública y creación de infraestructura se podrá reactivar la economía.

"En nueve meses vamos crear 2 millones de nuevos empleos. En estos hechos y acciones se basa mi optimismo. Además, puedo demostrar que a la mitad de los hogares del país ya está llegando al menos uno de los programas del bienestar. El 95 por ciento de las familias más pobres de México están recibiendo un apoyo o beneficio", recalcó en su informe López Obrador en Palacio Nacional.

En suma, abundó, los programas sociales y el desarrollo promovido por el Gobierno llegarán a 22 millones de beneficiarios, de igual forma se otorgarán dos millones 100 mil créditos personales de vivienda y para pequeñas empresas familiares formales e informales de la economía.

Consideró que la reactivación económica del país se apoyará en la inversión pública, la cual dijo es la fórmula para crear empleos y otorgar créditos a pequeñas empresas familiares y a "quienes se buscan la vida como pueden".  

Anunció que recurrirá a los ahorros del Fondo de estabilización de los  ingresos presupuestarios y de los ingresos que se tenían guardados en fideicomisos, además de la banca de Desarrollo y con la política de liberar recursos por medio del plan de austeridad para incentivar la economía.

Insistió que está garantizado el  abasto de energía eléctrica en todo el país.

"No se aumentarán los impuestos y se mantendrá el compromiso de devolver el IVA a los contribuyentes como lo han solicitado los representantes del sector empresarial", acotó.

López Obrador reitero que continuarán los recortes al interior de la administración pública en partidas no consideradas esenciales como la publicidad y viáticos, así como la reducción de salarios y eliminación de aguinaldos, desde los cargos de subdirectores hasta el del Presidente de la República.

Informó que se buscarán nuevos ahorros en compras a proveedores y en la obras que se contratan a empresas constructoras y de servicios.

"Dispondremos de recursos porque se intensificará la enajenación de bienes a la delincuencia común y de cuello blanco", apuntó.

La próxima semana será anunciado un plan de inversión pública, privada y social de 339 mil millones de pesos exclusivo para el sector energético.

"Ahora que se cayó el precio del petróleo crudo, se aumentará la producción de gasolinas en el país. destinaremos a ese propósito 400 mil barriles diarios adicionales para no malbaratar todo el petróleo de exportación y bajar la compra de combustibles en el extranjero.

"Pemex dispondrá de un recurso extra de 65 mil millones de pesos porque se le reducirá la carga fiscal", aseveró.