CIUDAD DE MÉXICO, 21 de agosto de 2019.- Será el sábado 31 de agosto próximo a las 17 horas cuando se realice en la Cámara de Diputados la Sesión Preparatoria en la que se elegirá a la Mesa Directiva que encabezará los trabajos del segundo año de ejercicio de la 64 Legislatura.

Así lo dio a conocer la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos en la Cámara de Diputados, integrada por el presidente del recinto y los coordinadores parlamentarios, cuyos integrantes de la oposición pugnan porque se respete la ley y sea el PAN el cual encabece la Mesa Directiva este segundo año de trabajos.

Lo anterior, ante la intención de la fracción mayoritaria de Morena de querer presidir la Mesa Directiva en San Lázaro el siguiente año legislativo, argumentando que son mayoría por un amplio margen, sin embargo, las bancadas de oposición, han manifestado que se debe cumplir la ley y los acuerdos políticos pactados.

De acuerdo a la Ley Orgánica del Congreso y dichos acuerdos hechos por los grupos parlamentarios y la mesa directiva, ésta debe ser presidida por las tres bancadas mayoritarias en la Cámara en orden descendente, por lo que el primer año le correspondió a Morena, el segundo al PAN y el tercero al PRI.

Ante ello, el coordinador de Movimiento Ciudadano, Tonatiuh Bravo, sostuvo que la postura de sus compañeros es a favor de que se cumpla la Ley y los acuerdos, porque si no, no se abona a la pluralidad.

"La mayoría de Morena tiene el reconocimiento pleno como tal, al ocupar la presidencia de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) durante toda la Legislatura, y aceptar que también encabece la Directiva le daría una doble representación que no abona a la pluralidad en el recinto", aseveró.

Y manifestó su desacuerdo con la iniciativa de reforma al artículo 17 de la Ley Orgánica del Congreso presentada por la vicepresidenta Dolores Padierna, para que la mayoría absoluta dirija el recinto los tres años de la Legislatura, lo que consideró que sería un retroceso democrático de más de 25 años en la historia, cuando, dijo, la mayoría absoluta cerraba puertas a la pluralidad y cancelaba vías de diálogo en el Congreso.

Afirmó que, la iniciativa de la diputada Padierna Luna no sólo es a modo, sino que violenta los acuerdos firmados por la bancada morenista.

"Pretender que el acuerdo parlamentario firmado y publicado en la Gaceta Parlamentaria de manera formal, no existe y con ese argumento, frenar la rotación en la Directiva y utilizar los primeros cinco días del siguiente periodo ordinario para sacar la reforma referida en fast track, es francamente una acción que va a atentar contra la convivencia, y la armonía, contra la gobernanza que se dio la 64 Legislatura desde el inicio", advirtió.

El coordinador del PRI en San Lázaro, René Juárez, coincidió en que el grupo mayoritario debe "cumplir la ley y un acuerdo político que se hizo hace un año para darle gobernabilidad a la Cámara, de tal manera que nosotros esperamos que se cumpla la ley y el acuerdo.

"Esto es importante y quiere decir que le corresponde a Acción Nacional presidir y después al Revolucionario Institucional (...). Se trata de un acuerdo político vigente y del cumplimiento de lo que establece la Ley Orgánica del Congreso de la Unión, porque en San Lázaro se hace política, no chicharrones", aseveró.