CIUDAD DE MÉXICO, 16 de octubre de 2019.- Sin mencionar las denuncias que existen en su contra por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda (SHCP) por la realización de presuntas operaciones con recursos de procedencia ilícita, Carlos Romero Deschamps advierte que su dimisión como dirigente sindical se debe que existe un "escenario poco favorable" para continuar en el cargo que ostentó por 26 años.

"Consciente de que mi compromiso fundamental es garantizar la estabilidad de nuestra Organización Sindical y la defensa de los derechos de los Trabajadores he decidido presentar en términos del Artículo 37 de nuestros Estatutos Generales al Consejo General de Vigilancia mi renuncia al cargo de Secretario General del Comité Ejecutivo General del STPRM", externó en una carta.

Añadió que lo hace de conformidad a los Artículos 34 y 36 con carácter de irrevocable a partir de la fecha para todos los fines consecuentes.

Pidió la unidad e integridad en el sindicato, "pues es bien sabido que ha sido la fortaleza fundamental que nos ha permitido sortear todo tipo de amenazas".

Recordó que ingresó como trabajador de Petróleos Mexicanos (Pemex) a la edad de 14 años en 1959 y que conoció gran parte de las secciones sindicales trabajando como peón, ayudante, obrero, chofer, albañil y múltiples actividades más.

"Tuve la oportunidad de ocupar la máxima representación de nuestra Organización con el respaldo de todas las Secciones que la integran, me comprometí a involucrar mi vida misma en la búsqueda de la recuperación de nuestra integridad como Sindicato después de una etapa en la que la degradación de nuestros objetivos se hizo evidente; y la equilibrada relación obrero patronal se había extraviado", remató.