CIUDAD DE MÉXICO, 6 de febrero de 2020.- En sesión solemne en el Senado de la República, el presidente de la República de Guatemala, Alejandro Giammattei Falla, instó a los legisladores mexicanos a trabajar juntos en la construcción no de muros físicos ni de armas, sino de prosperidad que alienten a las personas a quedarse y no arriesgarse.

En su visita al país donde abordó el tema de la migración, subrayó que cada vez que un ciudadano abandona desesperadamente su tierra deja su familia, sus costumbres, sus sueños y anhelos fracasados.

Por contrario, advirtió que a los guatemaltecos no los frenan los muros ni las leyes ni mucho menos el miedo, “lo único que frena a nuestra gente son la razón para quedarse, lo único que puede detenerlos son las oportunidades, la seguridad, un empleo digno y un futuro promisorio”.

Y agregó en su invitación para lograr algo juntos: “lo que les detiene es el trabajo, el progreso, un techo sólido, una familia que crece, un empresa que crece, un sueño que crece”.

“Cuando visito México me reconozco en sus calles, cuando visito México me reconozco en sus artesanías, pero especialmente me reconozco en su gente, siempre encuentro un retazo de mi tierra”, expresó el mandatario del país de América Central con poco más de 16 millones de habitantes, según el censo de 2018.

Alejandro Giammattei dijo que Guatemala tiene algo de México y México tiene algo de Guatemala, pues aunque también son diferentes, comparten retos, desafíos y objetivos en común, motivo por el cual urgió a que las relaciones de ambos países sean fortalecidas como jamás en la historia ha sido. 

México y Guatemala establecieron relaciones diplomáticas en 1848 y 172 años después Giammattei Falla expresó su más firme voluntad de llevar las relaciones al punto más alto de la historia para el beneficio de ambas naciones.

En uso de la tribuna del Senado mexicano, el mandatario reconoció y criticó a los gobiernos anteriores de su nación se olvidaron de promover el desarrollo humano, motivo por el cual sus connacionales y familias enteras abandonan el país con rumbo al Norteamérica para tratar de encontrar las oportunidades que le fueron negadas. 

“Ellos son producto de la marginación, de la exclusión social, del desempleo, de la falta de empleo a los servicios básicos, entre otras cosas”, reiteró ante el Pleno de la Cámara Alta.

En la zona fronteriza de ambos países conminó a construir la instalación de un banco de inversión que brinde la oportunidad de desarrollar toda esa zona de influencia para que las oportunidades son las que detengan la migración.