CIUDAD DE MÉXICO, 28 de diciembre de 2018.- Por tratarse de un tema de política interna en los Estados Unidos, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador decidió mantenerse al margen de expresar alguna postura.

“Como ustedes se han dado cuenta, nosotros hemos actuado con prudencia, de manera precavida. No hemos opinado sobre este tema, porque se trata de un asunto interno del gobierno de Estados Unidos, de dos posturas y preferimos  abstenernos”, dijo durante la conferencia de este último viernes del año, en Palacio Nacional.

“Estamos buscando mantener siempre una muy buena relación con el Gobierno de Estados Unidos, no queremos ser imprudentes, no consideramos que debamos participar de este asunto, opinar sobre este asunto”, acotó.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, emitió una serie de mensajes en su cuenta oficial de Twitter en donde reitera sus amenazas de cerrar la frontera sur de ese país para “evitar pérdidas” económicas.

“Nos obligan a cerrar la frontera sur por completo si los demócratas obstruccionistas no nos dan el dinero para terminar el muro y también cambiar las ridículas leyes de inmigración con las que nuestro país está ensillado. ¡Es difícil creer que haya un Congreso y un presidente que lo aprobaría!”, aseveró Trump.

“Los Estados Unidos pierden tanto dinero en el comercio con México bajo el TLCAN, más de 75 mil millones dólares al año (sin incluir el dinero de la droga que sería muchas veces esa cantidad), que consideraría el cierre de la frontera sur una ‘operación de hacer ganancias’. Construyamos un muro para cerrar la frontera sur”, insistió.

Según Trump con este cierre se busca devolver la industria automovilística a los Estados Unidos pues acusó a las administraciones anteriores de que “muchas de nuestras empresas y puestos de trabajo fueron tan tontamente enviados a México. O construimos (terminamos) el muro o cerramos la frontera”.

Trump fustigó que Honduras, Guatemala y El Salvador no están haciendo nada por los Estados Unidos pero se están aprovechando del dinero de esa nación.

“La palabra es que una nueva caravana se está formando en Honduras y no están haciendo nada al respecto. Vamos a cortar toda la ayuda a estos tres países ¡que se han aprovechado de los Estados Unidos durante años!”, apuntó.