CIUDAD DE MÉXICO, 17 de agosto de 2019.-  Una zona de inestabilidad con alta probabilidad de desarrollo ciclónico o posible ciclón tropical, se localizará sobre el Golfo de Tehuantepec, informó el Servicio Meteorológico Nacional.

El organismo de la Conagua explicó que este fenómeno seguirá interaccionando con la onda tropical No. 30, que recorrerá la Península de Yucatán y gradualmente el sureste mexicano, ocasionando lluvias intensas en el sureste del territorio, manteniendo la posibilidad de deslaves, aumento en los causes de río y arroyos, e inundaciones en zonas bajas de dicha región.

Además de lluvias puntuales fuertes en la Península de Yucatán, mientras que la onda tropical No. 29 se desplazará al sur de las costas de Jalisco y Colima, se combinará con un canal de baja presión extendido desde el noroeste hasta el centro del territorio nacional, ocasionando lluvias muy fuertes a puntuales intensas en el noroeste, occidente y centro del país, acompañadas de descargas eléctricas, racha de viento y posible caída de granizo.

El SMN pronosticó lluvias puntuales intensas en zonas de Chiapas y Oaxaca, debido a una zona de inestabilidad con posibilidad de convertirse en ciclón tropical al sur de Guatemala durante la noche de este sábado y madrugada.

Detalló que continuará intensificándose y se combinará con la aproximación de la onda tropical No. 30 sobre la Península de Yucatán, ocasionando lluvias intensas con posibles deslaves, aumento en los causes de río y arroyos, además de posibles inundaciones en zonas bajas de Chiapas y Oaxaca; lluvias muy fuertes en Veracruz y Tabasco; así como fuertes en Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Por otro lado, un canal de baja presión, se extenderá desde el noroeste hasta el centro del país, interaccionará con la onda tropical No. 29 que recorrerá las costas de Guerrero y Michoacán, ocasionando nublados densos con lluvias muy fuertes en Jalisco, Colima, Michoacán, así como fuertes en Chihuahua, Sonora, Durango, Sinaloa, Nayarit, Estado de México, Morelos, Guerrero y Puebla, dichas lluvias se acompañarán de descargas eléctricas, rachas de viento y posible caída de granizo.