CIUDAD DE MÉXICO, 2 de febrero de 2017- Las obras de construcción de la Línea 7 del Metrobús que irá de Reforma a Santa Fe presentan un avance de 20 por ciento y deberán estar concluidas para diciembre de este año, anticipó el titular de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse), Edgar Tungüí.

En conferencia de prensa el funcionario capitalino explicó la manera en que se desarrollará la obra los siguientes meses. De entrada explicó que entre Eje 2 Norte a Avenida Hidalgo ya inició la colocación del carril confinado con concreto hidráulico, que soporte los pesados camiones, los cuales además en el caso de la Línea 7 serán de dos niveles.

Afirmó que para evitar afectaciones viales se trabajará de noche y no se cerrará Reforma en su totalidad, pero en caso de que sea necesario hacerlo, entonces se avisará a la ciudadanía.

También prometió que se trabaja en coordinación con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para preservar los 18 monumentos históricos –conformados por esculturas y jarrones– ubicados sobre Reforma.

El secretario fue cuestionado sobre si la ruta del Metrobús pasará sobre Calzada de Guadalupe –que es en el norte la extensión de Reforma– y su respuesta fue que no, sino que pasará sobre Misterios, donde las estaciones estarán sobre el camellón.

Explicó que en cuanto a Reforma, las estaciones estarán del lado derecho y no del izquierdo –como ocurre por ejemplo en Insurgentes o en Cuauhtémoc– por lo que el sistema será semiconfinado; prometió que el mobiliario de las estaciones es será ligero y transparente.

También fue consultado sobre si el Metrobús convivirá en algún tramo de Reforma Norte con el Trolebús, y dijo que ese es un tema que se analiza con el Sistema Transportes Eléctricos.

Tungüí informó que el Metrobús de Reforma llegará a la Fuente de Petróleos y ahí habrá otro sistema complementario –cuyos autobuses ya no serán de dos niveles- cuyo destino es Santa Fe. Añadió que en el caso de la zona norte aún analizan si habrá un sistema alimentador de Cuautepec a Misterios.

El titular de la Sobse fue cuestionado sobre la ciclopista y contestó que en Misterios no habrá, mientras que en Reforma se conserva.

De acuerdo con información de la Sobse, la Línea 7, cuyo costo será de mil 300 millones de pesos, tendrá 32 estaciones, una longitud de 30.2 kilómetros de longitud, los cuales serán recorridos por 90 autobuses de doble piso, que transportarán a 111 mil usuarios diarios, quienes verán reducidos sus traslados hasta en 40 por ciento de tiempo.

La nueva línea tendrá conexión con 7 líneas del Metro y cuatro del Metrobús, sacará de circulación a 180 unidades de transporte concesionado y permitirá la mitigación de 17 mil toneladas de dióxido de carbono al año.