CIUDAD DE MÉXICO, 6 de marzo de 2019.- Será aproximadamente para la segunda quincena de julio, cuando el PRI realice la elección interna de la dirigencia nacional, así lo dio a conocer la presidenta del partido, Claudia Ruiz Massieu quien adelantó que hasta el momento hay seis aspirantes a dirigir los rumbos del tricolor.

En un encuentro con medios que sostuvo este día, Ruiz Massieu reiteró que en esta renovación del partido, uno de los primeros pasos es que la elección de la dirigencia sea por la vía democrática, libre y directa, por lo que se pedirá al Instituto Nacional Electoral (INE), a más tardar la próxima semana, la organización de la elección interna.

Indicó que aunque todavía no se emite la convocatoria correspondiente al interior del partido, hasta el momento hay seis personajes que han expresado su interés por competir en este proceso: Alejandro Moreno Cárdenas, gobernador de Campeche; Ivonne Ortega, ex secretaria General del partido y ex gobernadora de Yucatán; el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz; José Narro, ex rector de la UNAM y ex secretario de Salud; además de José Ramón Martel y Lorena Piñón.

Aseguró que no hay dados cargados hacia ningún aspirantes, con quienes, dijo, se ha tenido acercamiento y diálogo, y reconoció que todos son militantes con historia en el priismo.

“Todos los que han manifestado su interés en participar para buscar la dirigencia, son militantes con trayectoria de partido, con un compromiso de servicio acreditado; va a ser un proceso que nos va a fortalecer mucho como partido político, cualquiera de ellos tiene, no solo los méritos, sino la capacidad y la visión para seguir avanzando en la renovación del partido y su fortalecimiento para recuperar la confianza de la ciudadanía”, enfatizó.

Ruíz Massieu señaló que en caso de que el INE no pueda ayudar a organizar la elección debido a los procesos electorales que habrá este año en cinco entidades del país, el partido estará en condiciones de hacerlo; asimismo, sostuvo que en las próximas semanas se estará emitiendo la convocatoria para los aspirantes, la cual, dijo, cumplirá con todos los requisitos que el organismo electoral requiere, así como con las necesidades que tiene el partido.

Reiteró que buscaron al INE porque tiene la experiencia, y por su capacidad nacional, lo que le dará, dijo, un altísimo grado de certidumbre a todo el partido y a la militancia, de que el proceso va a estar bien organizado.

Refirió que es importante tener comunicación con los aspirantes que hay hasta el momento, con el fin de ir planteando las reglas mínimas y luego el trabajo ya de detalle con el propio INE, para poder celebrar un proceso donde las reglas le den certidumbre a todo el mundo, y que haya cancha pareja.

“Reglas mínimas que desde luego entrañan, el respeto entre aspirantes, el respeto al partido, y un objetivo que, además, todos comparten, que es lo principal para nosotros, que este proceso no genere la división del PRI y que le permita salir fortalecido para que la nueva dirigencia tenga una legitimidad, un respaldo y una fuerza, que le permita seguir avanzando en la renovación”, apuntó.