CIUDAD DE MÉXICO, 8 de abril de 2020.- El presidente nacional del PRI Alejandro Moreno Cárdenas, anunció que ese instituto político están dispuestos a entregar la mitad de su financiamiento público durante los cuatro meses que dure la emergencia sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus, pero señalando que este dinero no sea manejado por el gobierno federal.

Mediante un comunicado y a través de un mensaje, Cárdenas propuso que se cree un fideicomiso integrado por la sociedad civil, quienes tendrán el manejo de dichos recursos, asegurando que se destinen a ayudar a los afectados, en todos los sentidos, por el Covid 19; asimismo, también refirió que están en la disposición de ceder la totalidad de sus tiempos ordinarios de radio y televisión.

El líder priista reflejó la desconfianza que existe en el gobierno federal al señalar que se ha mostrado insensible con la población al continuar, a pesar de la emergencia por el Covid 19, con lo que llamó sus obras faraónicas como la refinería Dos Bocas o el Tren Maya, las cuales no son prioridad en estos momentos.

Por lo que, para asegurar el debido destino del apoyo, indicó que se propone que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Tesorería de la Federación firmen un convenio con el Instituto Nacional Electoral (INE) y los partidos políticos aportantes, en el que aseguren que los fondos y recursos que se obtengan se destinen a un fideicomiso.

“Dicho fideicomiso tendría el propósito de financiar compra de equipo y material para realizar pruebas; abastecer medicinas para la prevención y cura del Covid 19; adquirir equipo e infraestructura médica, como respiradores y unidades de cuidado intensivo; y contratar y capacitar personal médico”, señaló.

Propuso que, por cada peso y/o spot que aporten los partidos políticos, la SHCP haga una contribución paritaria al citado fideicomiso; sobre los integrantes de éste, reiteró que deben ser de la sociedad civil y nombrados por el mismo INE.

Moreno enfatizó que el tricolor siempre ha sido una institución solidaria con el pueblo de México y lo ha demostrado en eventos como el sismo de 2017 cuando renunciaron al total del financiamiento público que les correspondía para apoyar a los damnificados, por lo que, afirmó, esta vez no será la excepción,

“El PRI sostiene que no se pueden ceder más espacios a la confrontación, a los caprichos personales y a proyectos de obras que bien pueden ser postergadas, cuando millones de mexicanas y mexicanos, en este momento, no saben qué pasará con su salud o con sus ingresos”, aseveró.