OTHÓN POMPEYO BLANCO, QR., 25 de febrero de 2021.- Activistas proaborto bloquearon el acceso al edificio del poder legislativo como represalia a la suspensión de trabajos para emitir un dictamen sobre derechos sexuales reproductivos.

Argumentaron el rompimiento de acuerdos firmados el 15 de febrero y atacaron a los diputados del PAN, Eduardo Martínez y del PRI, Carlos Hernández, al acusarlos de ser operadores del gobierno para impedir que se atiendan sus demandas.

El bloqueo del edificio impide la reanudación de los trabajos legislativos, pues archivos y expedientes se encuentran dentro del inmueble y los diputados buscan sede alterna para reiniciar sus sesiones a partir del lunes. Con información de Quadratín Quintana Roo.