CIUDAD DE MÉXICO, 5 de febrero de 2019.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, arribó al Teatro de la República en la ciudad de Querétaro, para encabezar la ceremonia conmemorativa al 102 aniversario de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, donde propuso tres cambios esenciales al documento histórico, sin desestimar la elaboración de una nueva Carta Magna.

Al evento de los 102 años de la promulgación, el Primer Mandatario fue recibido por el gobernador del estado, Francisco Domínguez Servién, por el general Luis Crescencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional y el Almirante José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina.

“Hacer propuestas de reformas a la actual que tienen la misma importancia, la misma profundidad que una nueva Constitución que no debe de descartarse; pero que podría dejarse para el porvenir, cuando entreguemos nosotros la estafeta para las nuevas generaciones, ¿por qué no convocar a un nuevo constituyente y elaborar una cuarta constitución?”, deslizó el Presidente ante legisladores, gobernadores de diferentes entidades e invitados especiales.

López Obrador apuntó que cualquiera que sea el dato, de entre 700 y 900 Reformas, son muchas para la actual Constitución, por lo que sugiere que no se debe minimizar la idea de conformar una nueva.

Refirió que durante su administración se impulsarán tres reformas que considera esenciales para lo que requiere México con urgencia.

En primera instancia, señaló que se debe constitucionalizar el delito de corrupción, no solamente como hechos sino que sean delitos graves; que no haya impunidad y se terminen los fueros; así como establecer una verdadera democracia, que no se ha logrado alcanzar, según dijo, a lo largo de la historia.

“Necesitamos hacer valer la democracia como lo establece el artículo 27, estamos hablando una reforma de 1947 pero no estaba considerada en las tres constituciones como algo fundamental por eso fue la Revolución de 1910”, comentó.

“Tenemos que establecer una auténtica democracia, acabar con los fraudes electorales… La Constitución no ha muerto, que viva México”, concluyó en su participación en el evento realizado en Querétaro.