CIUDAD DE MÉXICO, 24 de mayo de 2017.- A 37 días de la elección presidencial del próximo 1 de julio, el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, anunció que el próximo lunes el Consejo General tomará medidas en el sentido de considerar los eventuales votos que se emitan por Margarita Zavala, para efectos de certeza y no poner en riesgo el proceso democrático.

Compartiendo la preocupación de que en la boleta electoral aparezca el nombre de una candidata que abandonó la contienda por la Presidencia de la República, confirmó la imposibilidad –a estas alturas– de reimprimir las papeletas a fin de garantizar las medidas de seguridad.

En conferencia de prensa en el marco del reporte final Integridad Electoral en América Latina, el consejero presidente aseguró que como encargado del órgano constitucional del Estado mexicano tiene encomendado organizar las elecciones y garantizar que el día de la jornada todas las casillas tengan el material correspondiente, cumpliendo con los requisitos que establece la ley.

"La producción de papel seguridad para las boletas terminó hace semanas. Reimprimir boletas implicaría volver a producir alrededor de 800 toneladas de papel seguridad que hoy no se tienen y tendrían que trasladarse bajo resguardo del Ejército en la Ciudad de México", justificó Córdova Vianello.

Agregó que hacer caso a voces que piden reimprimir boletas electorales, sacaría de la línea de producción la impresión de boletas electorales de organismos locales que están en espera, después de las federales.

Respecto al presupuesto consideró que no es de fondo, pues sí se necesita dinero para que los ciudadanos puedan ejercer sus derechos, sería bien invertido. Más bien implicaría un problema de logística y de cumplimiento con la ley.

"La Ley establece que los materiales electorales, incluyendo las boletas, 15 días antes de la elección, tienen que estar en cada uno de las 300 sedes distritales", subrayó al reiterar que no hay modo de reimprimir, aunque fueran las más de 60 millones de boletas presidenciales de las que ya concluyó el tiraje.

El consejero presidente recordó que la impresión de las boletas presidenciales no fueron las primeras, antes de tiro la de diputados en espera de que el Tribunal resolviera los nombres de candidatos que podían aparecer en la impresión.

Cualquier intento de cancelación, como el de que no apareciera el nombre de Margarita Zavala, implicaría un ejercicio manual sin precedentes y la utilización de recursos humanos importante, sin que existieran garantías de que no existiera un desfase de la generación de boletas.